Amalio: El Lorca de la Pintura

20 Aniversario de su Muerte

“Para que mi obra perdure y no se disperse”

Son palabras de Amalio que la Fundación que lleva su nombre con sede en la plaza

de Doña Elvira de Sevilla ha hecho suyas.

Amalio tenía mucho que pintar y mucho que decir: ahí están sus cuadros y sus libros

de poemas dedicados a la esencia del hombre, a la muerte y a su “amante infinita, la

Pintura”.

El arte transciende el tiempo y permanece tanto en la retina como en la memoria. Es

el caso de este artista “andaluz total” como lo definió José María Requena. Su obra

está llena de símbolos, de historia, de realidad y sobre todo de sensaciones y

sentimientos. El espectador no queda indiferente ante cuadros como La pobre

desmontable, Sevilla güeña, El pan encadenado, Cuajos del alma y tantos otros.

De igual manera el lector puede dejarse penetrar por los versos de poemarios como

El pan en la mirada, Testamento en la luz, o La mano florecida.

Amalio es patrimonio de un pueblo andaluz al que amó no sólo por sus orígenes, sino

por su universalidad. Este sentimiento le llevó a poner en un azulejo en la fachada de

su estudio, en los idiomas cristiano, árabe y hebreo, la dedicatoria a uno de sus

símbolos: “Amalio le ha puesto esta casa a la Giralda para hacerla suya.”

Se fue el pintor, pero quedó su PINTURA.

Se fue el poeta, pero quedó su POESÍA.

Se fue el hombre, pero quedó su HUMANIDAD.

Se fue el andaluz, pero quedó su ANDALUCÍA.

Se fue el artista, pero quedó su ARTE.

Fundación Amalio. (www.fundacionamalio.com)

Plaza de Doña Elvira, 7 – 41004 Sevilla. T: 686 30 18 85

Horario: De Lunes a Domingo de 11:00 a 14:00

De Lunes a Viernes: de 18:00 a 21:00

 


 Plaza de Doña Elvira, 7
 11/02/2015  20:30
 11/02/2015    22:00
  Gratis