La guitarrista María Esther Guzmán y el flautista Luis Orden ofrecen un concierto esta noche en el Alcázar. Albéniz, Falla y Debussy: tres genios que dibujan con sus músicas paisajes plenos de originalidad y belleza. Se admiraban, como no podía ser de otra forma. Coincidieron en el París de finales del XIX. Albéniz, racial, luminoso, expresivo, se desborda en su deslumbrante “Iberia”, obra de referencia para la literatura pianística. Falla se apoyó en el lenguaje impresionista para orquestar y reforzar la magia de los ritmos y sonoridades andaluzas, especialmente en su “Amor brujo”. Los universos de Debussy, eje del impresionismo, se alimentan de la creación de espacios y atmósferas más abstractas e indescriptibles.

La guitarrista María Esther Guzmán aceptó el reto de enfrentarse a las transcripciones de estas complejas composiciones, nunca imaginadas para guitarra y flauta para, junto a Luís Orden, ofrecérselas a las mágicas “Noches en los jardines del Real Alcázar” sevillano. Tal vez nos ayuden a descubrir el nexo que unió al nacionalismo español con el impresionismo francés y convirtió a estas grandes obras en universales


 Alcázar de Sevilla
 11/07/2013  22:30
 11/07/2013    23:59
  5