Más de 200 niños de distintos centros escolares de Sevilla, entre los que destacan el Colegio Ángela Guerrero y su internado, participarán el próximo miércoles en el ensayo de dos de las escenas de «Opera de la Fe. Luz de Luz», en donde se pretende aunar la tradición del patrimonio artístico musical de la ciudad (marchas procesionales, saetas o coros) con el estilo más contemporáneo propio de su autor, José Uñón.

El objetivo de esta puesta en escena es, en palabra del autor y director del proyecto, «vincular al niño no profesional con el público a través de espacios singulares que les cause impresión». «De esta forma», añade, «sicológicamente se podrán adaptar de forma natural el día del estreno, previsto para el mes de octubre».

Para ello, el escenario elegido ha sido el altar del Corpus Christi, en la Plaza de San Francisco, en donde representarán la primera escena y un fragmento de la segunda. Esta representación, indica Uñón, es «el colofón a dos meses de ensayos». «Al trabajar con tan amplio número de escolares, es necesario realizar un ensayo por etapas y esta representación supone haber cumplido la primera de ellas». En total, en Ópera de la Fe participan 360 niños con edades comprendidas entre los 6 y 12 años. De ellos, 60 formarán parte del coro, tres solistas y 300 serán figurantes.

El proyecto, que nace con vocación benéfica y en donde todos los fondos recaudados se destinarán íntegramente a Cáritas, pretende, a través de la música, integrar a niños procedentes de muy diversas zonas de la ciudad. «Integrar al niño a través de un espectáculo que no hace más que engrandecer el sentimiento común de nuestra Fe y de nuestro patrimonio cultural», concluye su director.

 

 


 Plaza de San Francisco
 18/06/2014  17:30
 18/06/2014    18:30
  Gratis