Manuel Melado esboza una sonrisa cuando le preguntan a qué se dedica. Y es que no debe ser fácil para él responder a esta pregunta. Aunque peluquero de profesión, también es escritor, compositor y, hasta hace unos años, el speaker más famoso del Real Betis Balompié. Una trayectoria prolífica que lo ha convertido en uno de los personajes imprescindibles para entender Sevilla en todas sus facetas: la calle, el cante y el fútbol.

La barbería es su «modo de vida». Situada en la calle Amor de Dios, hasta hace unos meses estaba flanqueada por dos funerarias. «Empecé a llamarla ‘la calle de todos mis muertos’, estaba rodeado de negocios funerarios», bromea. Ahora es vecino de un supermercado, pero su peluquería ‘Melado’ sigue paralizada en el tiempo. Es un lugar sagrado, el que le ha dado de comer y en el que atesora algunos de sus recuerdos más valiosos. En las paredes, artículos de prensa, fotografías, premios… Cuando se le pregunta por la marcha del negocio, se enorgullece. «Va muy bien, salimos en guías francesas e italianas, así que también vienen muchos turistas». Su hijo, que ha heredado su oficio, también se encarga de atender a los clientes.

Sin embargo, hay algo que Melado quiere dejar claro. «Jamás he utilizado el título ‘El barbero de Sevilla’ para mi peluquería», explica, «eso es algo que me pusieron las guías extranjeras». Con la intención de acallar viejas polémicas, reitera que le tiene «mucho respeto a ese personaje legendario de la ópera» y que jamás lo usaría para su establecimiento.

Sus sevillanas, en 21 países

Aunque la barbería es su profesión, si tuviese que elegir una de las facetas de su vida, Melado lo tiene claro. «Lo que me ha dado más satisfacción es mi detalle-manuel-melado-02trayectoria como autor», confiesa. Y no es para menos. Sus creaciones pertenecen a la memoria musical de varias generaciones de sevillanos y han viajado a 21 países. El último, Croacia. «Mírala cara a cara», «A bailar, a bailar» o «Quiero cruzar la bahía» son algunas de las canciones que han salido de la pluma de este barbero multidisciplinar. «Un éxito no se fabrica y tener la suerte de encadenar varios bombazos es impensable para cualquiera», afirma, y bromea: «si el éxito se fabricara, la banca estaría ahí metida». Pero él lo consiguió. Su producción no se reduce únicamente a esos temas archiconocidos. La SGAE tiene registrados 302 títulos de Manuel Melado, que van desde las sevillanas hasta los villancicos.

Estreno en la novela erótica

Fiel a una personalidad que lo hace innovar siempre, Melado se estrena la semana que viene en un género muy de moda en el mundo literario, la novela erótica. Su libro  ‘El deseo de mi marido (¿estás seguro de lo que me pides?)’ narra la historia de unos jóvenes que deciden hacer un intercambio de parejas. «Estoy muy ilusionado, es un libro que engancha desde el principio y que, creo, va a gustar mucho», confiesa su autor. Además, ha publicado quince libros, la gran mayoría con el humor como ingrediente, pero también varios de poesía. Destacan «No me río que me asfixio», «Si me río se me caen los empastes» o «El Barbero de Sevilla».

‘La voz del Betis’

Por último, aunque no menos importante, Melado es ‘La voz del Betis’ por excelencia. Fue el speaker más célebre del equipo verdiblanco durante 17 años, y el motivo por el que muchos sevillanos lo conocen. «La sombra juguetona, Finidi; a finta y el sprint, Joaquín; el portero está asustado, tira la falta Assunçao» son algunas de sus rimas más famosas. A pesar de que recuerda la época en el Betis con mucho cariño, Melado no se arrepiente de haberse desvinculado del club. «Fue una época bastante emotiva dentro de mi vida, pero antes se jugaba nada más que los fines de semana y ahora se juega los lunes, los martes… y ya era un poco tedioso», explica. «Además, una directiva decidió que había que renovar a todo el personal, desde los porteros hasta el speaker, así que me fui».

El peluquero a la vieja usanza, el compositor, el escritor y el bético. Manuel Melado es el hombre de las mil caras, y no hay ninguna en la que le haya ido mal. «He tenido mucha suerte, soy muy afortunado», confiesa. Y termina con un deseo para el próximo año. «Vivimos en una atonía muy grande, espero que la situación se reactive, que la coherencia de los que vayan a gobernar dé sus frutos». Y, que si tienen que hacer un regalo en Navidad, que sea su novela erótica, por supuesto.

Vídeo: Pepe Barahona