La diseñadora del Cerro del Águila, Inma Castrejón, está saboreando las mieles del éxito que está cosechando en la pasarela internacional su última colección de moda flamenca 2013 «Pura sangre», que ha sido acogida con muy buenas críticas en Kazajistán, donde ha participado como jurado en un certamen de nuevos talentos kazajos. De cara a la Feria de Abril, la artista cerreña da algunas claves para triunfar luciendo traje, sobre todo de noche.

Pregunta. ¿Es la Feria de Abril una buena pasarela para mostrar tendencias o prefieres otras más profesionales porque en el Real todo vale?

Respuesta. Paseando por el Real se ve mucha variedad y también hay trajes de diseño. Como muestra y escaparate de tendencias puede valer. No obstante, yo prefiero mostrar mi colección antes en las pasarelas meramente profesionales y, una vez presentada, si mis trajes gustan y tienen buena aceptación que se luzcan en las casetas. No los llevaría directamente a la Feria.

Pregunta. ¿Está ya todo inventado en la moda flamenca?

Respuesta. El artista diseñador siempre tiene algo nuevo que decir. Es como el buen fotógrafo, que siempre saca matices distintos aunque el protagonista de la imagen sea el mismo rostro. De hecho, todos los años se innova en la Feria de Abril, pese a ser una fiesta arraigada a muchas tradiciones. Pero sí se puede ser original en la moda, siempre que se use con sutileza, sin romper en exceso y, sobre todo, aportando calidad, delicadeza y un buen trabajo, pues el resultado debe seguir siendo un traje de flamenca y no un disfraz.

Pregunta. ¿Por qué tipo de flamenca apuestas tú?

Respuesta. Por la flamenca de noche, que viste un traje exclusivo sin lunares, en tonos lisos o con estampados poco precisos pero de colores intensos y con mucho glamour. Sería el traje de flamenca pero adaptado a un diseño de noche único.

Pregunta. ¿Y hay mucho de esto en tu colección?

Respuesta. «Pura sangre» se compone de una serie de trajes de día, en el que priman los lunares y los colores como el rojo y el negro que definen mi estilo; y de otra línea mucho más elaborada para la noche, con vestidos con una clara influencia taurina en el que destaca un modelo que emula el traje de un torero.

Pregunta. ¿Cómo defines tus diseños?

Respuesta. Yo me mantengo fiel a un estilo propio y me inspiro en temas sevillanos y de raíces andaluzas, siempre respetando mi forma de entender la moda. Cada temporada diseño una línea distinta pero con pautas comunes: el color rojo, el negro y el rosa capote son señas que me identifican pero, sin duda, la tauromaquia ha sido mi musa para la última colección.

Pregunta. ¿Cuál es tu asignatura pendiente en el diseño y la moda?

Respuesta. Desfilar en Cibeles en el mes de septiembre y seguir subiendo para conquistar plazas cada vez más altas. También tengo en proyecto decir algo sobre la moda que se usa en la calle. No voy a abandonar la moda flamenca ni la de novia, pero me gustaría meterme en el «Pret a porter».

Pregunta. ¿Eso incluiría abarcar también la línea de los complementos de moda?

Respuesta. Actualmente me es imposible abarcar más. Mi gran ilusión sería hacer una colección completa, desde la ropa interior pasando por prendas de calle, complementos y zapatos, tanto para mujer como para hombre. Pero hay que ir poco a poco, avanzando progresivamente.

Pregunta. Pese a que cada vez eres más conocida a nivel internacional sigues muy vinculada a tu barrio, el Cerro del Águila.

Respuesta. Así es. Tengo mi taller en la en la calle Lisboa 65, en la misma casa que me vio nacer y en la que empecé a coger mis primeros alfileres. Siempre me he sentido muy apoyada por mi barrio y mientras más viajo, más me apetece volver. De hecho, siempre digo que uno de los premios que más ilusión me han hecho ha sido el ser nombrada Cerreña del Año en 2012.

 Foto: Nico Salas