El Colegio Pedro Garfias ha celebrado este martes el día contra la violencia de género con una marcha solidaria por la barriada donde se sitúa el centro escolar. Mariana Viñas Reche, directora del Colegio de Educación Infantil y Primaria Pedro Garfias, explica que «una gran marea humana, alrededor de 450 alumnos y alumnas, junto a profesores, corporación municipal y padres de alumnos han recorrido las calles que rodean al centro para celebrar el día sin violencia».

¿Cómo conmemoráis el día contra la violencia de género?

Cada año organizamos distintas y variadas actividades: Para este curso se ha organizado un pasacalles – manifestación por las calle colindantes al centro para que de esta manera se puedan sumar familias y vecinos del barrio. Se llevan pancartas y hay unas breves palabras así como lectura de manifiestos en contra de la violencia de género y se simboliza en una canción que hemos seleccionado y que todos juntos cantamos.

¿Qué significa este día para la comunidad educativa?

Este día es solo un día de los restantes en el que nos tenemos que proponer trabajar y educar en una coeducación y anular roles sexistas, así como estar en contra de la violencia en términos generales, sin distinción de raza, sexo, cultura y religión. Parámetros fundamentales que trabajamos en nuestro centro todos los días con nuestro alumnado y familias.

¿Cómo les explicáis a los más pequeños el acto que se celebra este 26 de noviembre?

Como todos los valores positivos y humanos, les inculcamos desde pequeños y desde su realidad más cercana comportamientos y actuaciones de su diario y entre sus semejantes y compañeros, corrigiendo actitudes no deseadas y favoreciendo y optimizando las positivas para una buena convivencia.

¿Cómo trabaja un educador desde su rol contra la violencia de género?

Desde principios básicos de la «no discriminación humana» y la resolución de conflictos por la vía del diálogo, el consenso y el saber escuchar al otro, de manera diaria y constante.

La escuela es parte fundamental en el desarrollo de valores, ¿se lleva a cabo algún compromiso o campaña orientada a la no violencia?

Siempre y a diario en nuestra labor docente, la no violencia son compromisos y responsabilidades adquiridas como educadores que somos. El proyecto de convivencia se hace patente y latente desde que un/a niño/a es alumno/a de nuestro centro. El respeto por las normas de convivencia tanto las de aula, adaptadas a su edad, como las generales del centro han de ser consensuadas y por lo tanto respetadas por todos.

Desde tu experiencia, ¿qué aspectos son fundamentales para erradicar la violencia de género en la sociedad actual?

La eduación en valores, en letras mayúsculas. Si contamos con el apoyo y la ayuda de la familia es la situación ideal ya que escuela y familia deben andar por el mismo camino y es el mejor y mayor ejemplo que podemos darle aún niño/a. Pero hay veces que no es así pues hay alumnos/as que en sus casas no ven una dinámica de igualdad y si una discriminación hacia la mujer en concreto. Debemos en esos casos esforzarnos como responsables y profesionales de la educación, volcarnos en darles parámetros y roles no sexistas en la escuela.