Esther Cabello es una alumna de Sevilla de Moda, es natural de Puente Genil, pero se siente sevillana de adopción. Se crió en su pueblo de Córdoba rodeada de costura, ya que su abuela, su madre y sus tías cosían. Para ella la aguja siempre ha sido un elemento más de la familia y desde muy pequeña «mataba» el aburrimiento mirando como trabajaba su madre que le enseñó todos los entresijos de este oficio. Actualmente está haciendo el último curso de la carrera, por lo que se podría decir que ya es una experta en moda y más concretamente en diseños de «trajes de gitana» que es lo que le apasiona. Cabello, respaldada por años de experiencia, ha querido contar a Sevilla Ciudad cuales son las tendencias, novedades, los errores y los aciertos a la hora de enfundarse en un traje de flamenca.
Fotografía: Fran Rivero

Fotografía: Fran Rivero

Pregunta: ¿Cuáles son las tendencias en vestidos de flamenca este año?

Respuesta: Se vuelven a llevar los cuerpos ceñidos, marcando curvas. Manga larga, volantes de capa, pequeños y grandes. Aquellos trajes cortos que se llevaron hace años han pasado a la historia, los largos son la tendencia esta temporada.
P:  Personalmente ¿qué es lo que más te gusta de las novedades de este año?
R: En cierta forma no es una novedad porque lo que más me llama la atención son los tejidos, pero ya hace algún tiempo que se llevan las telas con las que a mi me gusta trabajar que son ligeras, vaporosas y frescas. No nos podemos olvidar del calor que hace en estas fechas del año en Sevilla y me parece que eso es toda una revolución que nos acompaña desde hace algunos años.
P: Además de los tejidos que has hablado, ¿cuál es la tela que se usa por excelencia en el traje de volantes?
R: El tejido por excelencia en flamenca siempre ha sido el popelín, ya que es un tejido sufrido y con cuerpo para el volante. Ahora se experimenta con casi todos los tejidos. Tengo compañeros con una creatividad maravillosa que prueban con casi todo y  hacen trajes espectaculares. A mí personalmente me gustan mucho los tejidos de poco peso, como decía antes, ligeros y frescos como las batistas, los plumetis de algodón y los voiles. Me encantan como caen los volantes con esas telas, porque se consigue un traje con mucho movimiento.
P: ¿Cuál es el color estrella de la Feria de Abril 2014?
R: En colores, viene fuerte el amarillo mostaza, el buganvilla, el azul Klein. A mi personalmente me han pedido mucho el traje negro. Se ve que a la mujer le gusta lucir la feria de noche como si de una puesta de largo se tratara, elegante y estilizada.

Fotografía: Fran Rivero

Fotografía: Fran Rivero

P: En cuanto a complementos, ¿qué es lo último que ha llegado al mercado?

R: Los pendientes XL, piezas artesanales de porcelana o metal. Para ello tenemos en Sevilla auténticos artistas que cada vez más apuestan por piezas exclusivas para flamenca. Imprescindible unos bonitos peinecillos.
P:  ¿Qué es lo que nunca te pondrías cuando vas vestida de flamenca?
R: Nunca me pondría unas gafas de sol, aunque las añore, y créeme en la feria se echan de menos, pero nunca me las pondría.
P: ¿Qué elemento crees que nunca debería faltar a la hora de vestirse de flamenca?
R: Para mí la flor es vital. En mi taller las tengo de todos los colores y en las pruebas ya las uso. El traje parece otro cuando colocas la flor y unos peinecillos en el pelo.
P: ¿En qué te inspiras para  hacer tus diseños?
R:  Bueno, yo no soy como algunos de mis compañeros que tienen una facilidad maravillosa para el tema de trasladar su inspiración a sus creaciones. A mí me cuesta. Me inspiran mucho los tejidos, su movimiento. Me encanta dibujar una capa y empezar a colocar volantes de tal manera que no se vea el principio ni el final.