En apenas dos meses, será la encargada de dar el pistoletazo de salida a la fiesta grande Triana. Hasta entonces, debe continuar con su agitada actividad diaria concentrándose ya en su nuevo cometido, que afronta con «la responsabilidad y el respeto que Triana merece». Recientemente nombrada Pregonera de la Velá de Santa Ana 2013, Rosa Díaz (Sevilla, 1946) ha trabajado como administrativa en la empresa privada pero su vocación le ha permitido ejercer como escritora. Nació entre la Puerta Real y la Puerta de Triana, en el número 39 (hoy 41) de la calle Gravina. En su extensa trayectoria literaria, cuenta con casi cuarenta libros en su haber, además de publicar artículos en numerosas revistas y medios de comunicación, por lo que le han sido entregados un buen número de premios en reconocimiento. Y el próximo mes de julio ofrecerá el Pregón de la Velá de Triana.

Pregunta. ¿Cómo ha recibido la noticia de ser pregonera en la próxima Velá de Santa Ana?

Respuesta. Con el agradecimiento de haber sido elegida entre tantas personas que lo merecerán o lo habrían merecido más que yo.

Pregunta. ¿Ha ofrecido algún otro pregón anteriormente?

Respuesta. El primer pregón que di fue el del Carnaval de Alcalá de Henares. Ciudad que acostumbra a designar al ganador del Premio Cervantes como Pregonero de las Fiestas Mayores y al de Poesía lo designa como Pregonero de los Carnavales. Yo lo di en 1988. Después he hecho la Exaltación de la Saeta, la Exaltación a la Cruz, de la Hermandad de La Vera Cruz, el Pregón de la Cabalgata de los Reyes Magos, del Excmo. Ateneo de Sevilla, el del Cofrade, el de la Navidad de la Asociación de Belenistas de Sevilla y el de la Semana Santa de Triana, de la Asociación de Vecinos La Dársena.

Pregunta. ¿Qué supone para usted pregonar la Velá de Triana?

Respuesta. Una dignidad que tengo que acometer con la responsabilidad y el respeto que Triana merece.

Pregunta. ¿Qué significa la Velá para Rosa Díaz? ¿Qué recuerdos tiene?

Respuesta. Mi padre tenía una piraguaRosa Díaz pregonará la Velá de Triana 2013 que se llamaba La Pinta. Y el nombre de Ana era y es el nombre de muchas mujeres de mi familia.

Pregunta. Aunque no pueda desvelarlo, ¿nos puede dar algún avance o qué podremos esperar de su pregón?

Respuesta. Triana es tan compleja como la memoria de cada uno y ahí, sencillamente, encontraré mi pregón adherido a mi propia existencia.

Pregunta. ¿Actualmente a qué se dedica Rosa Díaz, cuál es su día a día profesional?

Respuesta, Siempre tengo trabajo atrasado y la sensación de que no voy a tener tiempo aunque me levante al ser de día. Cumplo mi agenda y me organizo. A veces tengo que desplazarme para recitales o conferencias. Si no es demasiado lejos y puedo volver en el día voy en mi coche. Los lunes dispongo estar en casa porque vienen mis hijos y mis nietos a comer y lo dedico a guisar y luego hacemos un poco de tertulia en la sobremesa. Hago deporte cuando puedo y es cuando más rindo y más disciplinada soy.

Pregunta. ¿Siempre se ha dedicado a la poesía?

Respuesta. La poesía para mí no es una dedicación sino una catarsis que va implícita a un determinado género. Aunque nunca pienso que estoy haciendo literatura sino que, como el Tao, me vacío para volver a llenarme. El oficio o vicio de escribir lo he satisfecho con la narrativa, el ensayo, la biografía, el artículo periodístico o la literatura infantil.

Pregunta. ¿Es complicado ser poeta?

Respuesta. Precisamente la poesía sirve para combatir muchas complicaciones que le añadimos a la vida.

Pregunta. ¿Cuál fue su primer libro? ¿Cuántos tiene ya en su haber?

Respuesta. La célula infinita, y a éste le han seguido treinta y siete más repartidos en distintos géneros.

Pregunta. ¿Se puede vivir de la poesía?

Respuesta. Depende. Hay quien sí y hay quien no.

Pregunta. ¿Se puede vivir sin poesía?

Respuesta. Rotundamente no. Estimando que la poesía no es lo que escriben los poetas sino la materia de la que se compone la vida.

Pregunta. ¿Cómo se inicia en el mundo de la escritura?

Respuesta. En 1965, la Cátedra de Literatura de la Universidad de Sevilla en una convocatoria para estudiantes de magisterio, le concede el premio a un poema mío. Esto me creó responsabilidad y dejé de escribir hasta que me identifiqué a mí misma con una voz que creí propia.

Pregunta. Si Triana fuera un poema, ¿cómo se titularía?

Respuesta. La muchacha del barro…, la muchacha del agua…

Pregunta. ¿Cuáles son sus rincones favoritos de Triana?

Respuesta. Esos rincones de los bares donde se instala una copa y una buena conversación.

Pregunta. ¿Qué proyectos tiene ahora de forma más inmediata, está escribiendo algún otro libro o tiene algo en mente?

Respuesta. Tengo en mente el Pregón de Triana. Un libro que estamos en trámite de posible publicación. El XX Aniversario de los Premios de Crítica Andaluza que, me gustaría que la ciudad de Sevilla ejerciera su capitalidad y acogiera el congreso que tenemos previsto. Y, como miembro de un jurado de cuento y relato, leer y fallar el premio a primero de junio. Seguro que no me aburro.

Pregunta. Ahora que se está celebrando la Feria del Libro -en la que estará firmando con la editorial Anaya el próximo día 12 de mayo de 12 a 13 horas- , ¿qué ejemplar nos recomienda Rosa Díaz?

Respuesta. Canción errónea de Antonio Gamoneda que publica Tusquets.