Los farolillos hace días que dejaron de alumbrar el Puente de Triana y las casetas ya han desaparecido de la calle Betis. Los trianeros han despedido una edición de la Velá de Santiago y Santa Ana marcada por la gran afluencia de asistentes. El entorno de la plaza del Altozano ha acogido actividades variopintas y otras tantas actuaciones entre las que han destacado la de José Manuel Soto o la del Coro de Julio Pardo, concentrando alrededor del escenario a numeroso y ecléctico público. Pero los focos han estado también sobre la polémica por la nueva normativa, que imponía hilo musical y orden en el exorno de las casetas. El Distrito Triana, con el Teniente de Alcalde de Triana Francisco Pérez al frente,  hace una valoración de la Velá de 2013 pensando ya en la próxima edición.

Pregunta. ¿Se puede afirmar que la Velá de Triana se encuentra en un momento dulce?

Respuesta. La Velá se encuentra actualmente en el modelo que veíamos necesario para que Triana volviera a recuperar su fiesta más tradicional. La ordenanza de la Velá y su primer desarrollo en esta edición que acaba de concluir han mostrado un modelo que ha gozado de la aceptación mayoritaria de los trianeros. El presupuesto es mínimo y seguro que hay muchas cosas que mejorar para futuras ediciones, pero podemos afirmar que la Velá se encuentra en el camino adecuado.

P. ¿En qué medidas ha estado la clave para conseguir esa conciliación entre la Velá y el numeroso público de esta edición?

R. En el respeto a la convivencia de todos y a que la gran mayoría pudiera estar disfrutando de la calle Betis, sin exclusiones por razones del ruido o de las actividades.

El delegado de Triana Curro PérezP. ¿Esta es la Velá con la que soñaba Francisco Pérez cuando llegó al Distrito?

R. Se parece mucho.

P. La Velá de 213 no ha estado exenta de controversia por la decisión del hilo musical, una medida celebrada por los titulares de las casetas. ¿Qué valoración hace de esta experiencia?

R. Me gustaría una Velá como fiesta en la que todos van a divertirse con los suyos sin mayor interés y sin utilizarla para otros fines. Creo que la fiesta mayor de Triana y la más antigua de Sevilla está por encima de las demás cosas.

P. La nueva normativa municipal ¿ha conseguido «despolitizar» la fiesta?

R. La nueva normativa ha conseguido que lo que antes se hacía sin respaldo ninguno, ahora sí lo tenga. En ese sentido, ha oficializado lo que venía haciéndose siempre y ha introducido mejoras que han garantizado la convivencia en la calle Betis y que ha traído magníficos resultados.

P. ¿Se ha tramitado alguna sanción por incumplir la normativa?

R. Claro, todos los años se hace. Siempre hay infractores de las distintas ordenanzas que afectan a una actividad como la Velá, igual que ocurre en otras fiestas.

P. En el pregón se vio la faceta más personal del delegado ¿Cómo vive la Velá?

R. Nunca el que organiza una fiesta es el que mejor se lo pasa. Se vive con una tensión constante para que todo vaya bien, pero me tranquiliza mucho todo el equipo que me rodea y la cantidad de gente que contribuye a la mejor organización de la Velá.

P. En líneas generales ¿qué valoración hace de la última Velá?

R. Ha sido la Velá en la que más satisfacción he percibido cuando ha acabado por parte de todo el mundo con el que he tenido ocasión de comentarlo o me he encontrado por la calle.

P. ¿Ya hay ideas para la de 2014?

R. Por supuesto que las hay, y también hay personas que me han transmitido sus ideas para la próxima edición. Nuestros objetivos son recuperar la portada, la iluminación del entorno de Santa Ana y los fuegos artificiales y buscar la posibilidad de ampliar el número de casetas, siempre que la economía lo permita.