La asociación sin ánimo de lucro Elige la Vida nació en el año 1989, y hasta su sede, en Manuel Arellano número 5, se acercan cada día unas 60 personas, personas sin hogar o que por uno u otro motivo hacen uso diario de este espacio. Gracias a los voluntarios, cada mañana pueden desayunar y tener acceso a una ducha. Además, en esta entidad realizan talleres como el de manualidades, de teatro social, clases de español, y ofrecen servicios como custodia de medicación, mesa técnica para personas sin hogar, entre otros. El propósito fundamental es «prevenir la drogodependencia y cooperar en la rehabilitación e incorporación social de las personas con problemas de drogodependencias y SIDA, con especial atención a personas sin hogar». Y por todo ello, este año han sido galardonados como Institución Honorífica en la Velá de Triana, y Antonio Wei, miembro de Elige la Vida, cuenta a Sevilla Ciudad cómo reciben este nombramiento.

-¿Qué supone para Elige la Vida este reconocimiento?

-Aunque en Elige la Vida no somos mucho de reconocimientos, éste tiene una connotación muy especial para muchas de las personas que formamos la asociación, por venir del propio barrio en el que intervenimos y por ayudar a visualizar las necesidades y los problemas de las personas que atendemos. Nos gusta que nuestro trabajo revierta en la comunidad y que la comunidad se implique en los problemas que tratamos de abordar, no queremos ser una asociación asistencialista, sino una asociación que ayude a mejorar la calidad de vida de todos y todas, y la convivencia. Este reconocimiento nos da la oportunidad de explicar todo esto en un espacio tan importante como la Velá, donde se congrega buena parte del barrio.

-¿Habíais pensado recibir este premio en esta Velá?

-Pues, sinceramente, nos ha sorprendido bastante recibirlo de nuevo, esta es la segunda  vez… Nos sentimos re-reconocidos, (risas).

-¿Qué habéis comentado en la asociación respecto a este galardón?

-Para nosotros es una oportunidad para reivindicar la necesidad de políticas sociales efectivas que den respuestas globales a los problemas de las drogodependencias en general y de las personas sin hogar en particular. Las actuales no funcionan, necesitamos políticas sociales que vayan a la raíz de los problemas que crean las injusticias y la marginación. Políticas que garanticen el derecho a la vivienda y al trabajo. Además, cuando recibimos la noticia bromeamos mucho con «el arte de Triana». Estos reconocimientos mezclan artistas, toreros, escritores, etc. y nuestra asociación, que representa a «la cara b» del barrio. En Triana hay de todo y también hay un movimiento social muy importante, muy vivo y muy participativo.

-Más de 20 años en Triana, ¿sentís que se reconoce vuestra labor en el barrio?

-Sí, llevamos 24 años pero eso es lo de menos, lo que sí sentimos es la solidaridad de muchas personas de Triana con el trabajo que hacemos, Triana sigue conservando el espíritu de buena convivencia y solidaridad. Muchos vecinos se acercan a la asociación para interesarse por lo que hacemos,  y colaboran con los desayunos para las personas sin hogar con café, azúcar, galletas y leche.

-Ahora, ¿cuál es el objetivo de la entidad?

-Pues el mismo de siempre: mejorar la calidad de vida de todas las personas con dificultades (drogodependientes, sin hogar, en prisión, etc.). Sí es cierto que en los últimos dos años ha aumentado considerablemente el número de personas sin hogar que acuden a la asociación y que ese cambio de perfil en las personas usuarias nos ha forzado a adaptarnos a sus necesidades y realidades. Ahora prestamos servicios específicos para ellas, como el de ducha, aseo, desayunos o taquillas donde dejar sus pertenencias durante el día, y estamos más implicados en trabajar en red con otras entidades o plataformas. Nuestro objetivo es que todo el mundo tenga oportunidades, favorecer la incorporación social de aquellas personas que, por diferentes motivos, se encuentran en situación de exclusión. Queremos transformar la realidad para conseguir un mundo más justo, más solidario y menos excluyente.

-¿Cuál es la mejor recompensa que recibís o esperáis recibir por realizar vuestra labor en el barrio?

-Cuando algunas de las personas que acuden a la asociación consiguen mejorar su calidad de vida, ya sea en términos de salud, o de trabajo, o de vivienda, y mantienen el contacto con la asociación, y nos recuerdan con cariño… Ésa es la mejor recompensa, la única que perseguimos.

-¿Cómo ayuda Triana a Elige la Vida?

-Como decíamos, cada vez sentimos más la solidaridad de los vecinos que se acercan a la asociación para ofrecer su ayuda, así como los pequeños comerciantes. Muchos de nuestros cien socios son de Triana. También recibimos el apoyo del Distrito de Triana, centros de salud, centros educativos, asociaciones de vecinos, … estamos muy agradecidos a todos ellos. Cuentan con nosotros y nosotros contamos con ellos. Hace poco nos emocionamos cuando la Asociación de mujeres «Entre dos ríos» se acercó con el resultado de su campaña de solidaridad hacia las personas que atendemos.