Políticos, monarcas, artistas, personajes de la farándula, periodistas, deportistas, sindicatos… todo aquel que tiene cierta exposición pública puede aparecer en cualquiera de los más de 46.000 tuits que @MoeDeTriana ha escrito en su perfil de Twitter. Más de 69.300 seguidores avalan a este tuitero sevillano que escruta la realidad y ofrece la cara más irónica y simpática. «@MoeDeTriana aparece ante la necesidad de reírnos de aquellos que se ríen constantemente de nosotros», explica el alter ego de este personaje ficticio, Álvaro Ballén, que también edita el blog www.moedetriana.com.

Moe de TrianaPregunta. ¿De dónde sale el nombre Moe de Triana?
Respuesta. La idea parte de mi blog, con el que comencé narrando las historias de un tabernero sevillano afincado en el barrio. ‘Moe’, el malhumorado camarero de Los Simpson me inspiraba para dichos relatos, así que ya me quedé con el seudónimo para todo. Con el tiempo, el nombrecito casi se ha convertido en una marca, algo que no me esperaba en ningún momento.

P. ¿Tener casi 70.000 seguidores da cierta responsabilidad?
R. Partamos de la base de que para mí, Twitter no es más que la barra de un bar, donde quien quiera se acercará a escucharte y quien no simplemente te oirá al lejos. Nunca he reparado en el número de seguidores, por lo que jamás lo he considerado responsabilidad, tuiteo como si me siguiesen diez colegas, quizás ahí radique el tirón, si se le puede llamar así, de mi cuenta.

P. ¿Por qué crees que te siguen?
R. Eso mismo me pregunto yo, aunque a menudo encuentro respuestas a ello en mi pestaña de menciones: y en resumen puedo contarte que muchos lo hacen porque les hago reír, unos para estar informados, otros simplemente para vigilar qué digo y alguno habrá ni siquiera sepa por qué lo hace.

P. Tienes más seguidores que Susana Díaz, Zoido y Valderas juntos. ¿Cómo interpretas este dato?
R. Bueno, la gente en Twitter busca principalmente, y a mi parecer, a personajes que admiran o contenidos llamativos, así que probablemente muy a su pesar, ellos no ofrezcan ni «espectáculo» ni nada que verdaderamente interese a los usuarios. Por lo poco que les he ojeado veo que usan sus cuentas de manera demasiado artificial, de hecho en el caso de Zoido ni siquiera es él quien la maneja. El hecho de no querer meter la pata y mantener siempre cierto nivel de corrección les aleja bastante de la cercanía y la calidez que intentan buscar a través de este medio.

Tuit de Moe de Triana

P. ¿La política da para muchas bromas?
R. La política actual es un chiste constante, muchas veces basta con tuitear un titular tal cual, sin añadir nada más, para provocar la carcajada general, algo que dice mucho de la situación en la que vivimos. Es necesario reírse del panorama político español, y aún más mostrar nuestro malestar y nuestro descontento con lo que están haciendo. Si puede hacerse a base de coñas, mejor.

P. Más de 45.900 tuits desde 2009 ¿De qué tuit te sientes más orgulloso?
R. Me siento orgulloso de muchos, que casualmente siempre han sido los que han suscitado más críticas, aquellos a través de los cuales se ponen de manifiesto la doble moral de la gente y la afición a rasgarnos las vestiduras tan inherente a la sociedad. Pero sin embargo me gusta provocar, para bien o para mal despierta conciencias.

P. ¿Con cuál has alcanzado más RT?
R. Pues si no me equivoco, uno en el que decía que «Si el mejor argumento para matar toros es decir que viven de puta madre durante años, ya sabemos qué hacer con nuestros políticos», escrito cuando decir este tipo de cosas no suponía hacer apología del mal o del asesinato.

P. ¿Cuál ha sido el más polémico?
R. Todos y cada uno de los que he escrito tirando de humor negro, casi pierdo la cuenta de las veces que se me han indignado por escribir algo, tal vez, demasiado punzante, pero especialmente recuerdo un día en el me cayeron hostias como panes, bromeaba sobre el Alzheimer en su Día Internacional y muchos eran los que me deseaban que me pasara a mí o a alguno de mis familiares, la reacción habitual a este tipo de tuits. Lo que evidentemente no sabían es que, sin ir más lejos, mi abuela padeció esa enfermedad antes de morir y todos en casa vimos como evolucionaba ese mal día a día. Aunque a muchos les choque o no lo crean, hacer bromas sobre ese tipo de cosas hacen sobrellevar mejor una pérdida o una dolencia: es la parte terapéutica del humor que muchos se empeñan en no ver. No saben lo que se pierden.

P. ¿También habrá habido muchas críticas?
R. Muchas, pero eso está bien, mi reputación online se basa en que la gente hable mal de mí, aunque ciertas críticas venidas de un determinado sector francamente suponen un halago.

P. ¿Hay límites en las redes sociales?
R. Poco a poco se les está imponiendo, aunque dicho sea de paso, creo que se sobrevalora mucho lo que se dice, por ejemplo en Twitter, porque hay mucha gente que se empeña en no querer ver que, como dije antes, estamos apoyados en la barra de un bar: pueden oírse cosas mejores o peores, que te gusten más o menos, pero no deja de ser la opinión o el pensamiento de alguien a título personal, cosa a la que no habría que darle mayor relevancia. Lo comparo con el top less: al principio escandalizaba, ahora simplemente miras o vuelves la cara.

P. ¿Qué límite nunca traspasarías?
R. Jamás he celebrado una muerte. Evidentemente frivolizo sobre ello y hago chistes en referencia a las circunstancias del fallecimiento o de elementos dentro del contexto de la persona, pero vitorear una muerte, nunca.

Tuit de Moe de Triana

P. ¿Cuándo empiezas a tomar conciencia de tu éxito en Twitter?
R. Bueno, apenas me reporta beneficios, así que no sé si denominarlo éxito o no. Lo que sí es cierto, es que uno nota que la cuenta crece un poco en interés cuando comienzan a seguirte personalidades, tanto de prensa, como políticas, como del mundo de la farándula, es entonces cuando te das cuenta que lo que haces llama la atención.

P. ¿Te lo imaginabas cuando te creaste el perfil?
R. Ni por asomo. De hecho cuando arranqué con la cuenta no tenía conocimiento alguno de que está red sirviese para hacer humor. En un principio sólo me la hice para comentar actualizaciones de mi blog (moedetriana.com) y poco más, hasta que descubrí que es la válvula perfecta para lanzar ideas, opiniones y chistes.

P. ¿Moe de Triana liga mucho en Twitter?
R. Tengo novia, así que de eso nanay, jajaja. Aunque ciertamente Twitter propicia el flirteo, hablamos de una red social en la que se potencian todo tipo de vínculos, y el ligoteo por supuesto que está entre ellos.

P. ¿A quién harías #FF? ¿Por qué?
R. No creo que le haga falta porque ya tiene bastantes más seguidores que yo, pero Gerardo Tecé es un gran tuitero y mejor persona. Su estilo es admirable y forma parte del gran club andaluz del ‘Twister’.

P. ¿Quién se merece un unfollow?
R. Pues mucho politiquillo que sólo llega a Twitter para pedir el voto y al que después les importe cuatro carajos lo que realmente les está pasando a los ciudadanos. La dosis de realidad que necesitan abarca más de 140 caracteres.

P. Profesionalmente, ¿a qué te dedicas?
R. En mayo dejé de impartir clases de mecanografía e informática a niños de primaria, actualmente estoy en paro pero con cosas bastante interesantes a la vista que arrancarán en breve. Por lo demás he sido animador deportivo y turístico durante varios años.

¿Vives en Triana?
R. Actualmente no, he vivido por allí algunas temporadas y otros tantos años en la Puerta Carmona, aunque me considero un enamorado total de Triana y de su gente. Es la sencillez en estado puro, aunque algunos a veces quieran ensombrecerla con una pompa y un boato que no le va para nada al barrio. Ahora, cosas del destino, vivo en Sanlúcar de Barrameda, que no es mal sitio.

P. Para terminar, ¿cuál es el secreto para triunfar en Twitter?
R. Decir lo que piensas sin reparar en nada más, de hecho en bio de Twitter lo digo bien clarito: «si lo que vas a decir no es mejor que el silencio, escríbelo en Twitter».