Tras los últimos atracos a negocios y sucursales bancarias, está claro que el Cerro necesita más vigilancia policial y más seguridad ciudadana. Con la situación de crisis que vivimos, esta situación seguro que va a más y una zona tan poblada y con tantas zonas de comercios y hostelería no puede perder prestigio de esta manera.