La mejor forma de crear ciudad, barrio o distrito, es poder disfrutar de los espacios públicos que nos ofrecen.

La mayor parte del espacio en nuestras ciudades, por desgracia, están dedicados al coche: aparcamientos, calzada e incluso invaden aceras, pasos peatonales, etc.

Hemos perdido la calle, no se puede disfrutar. La idea de “pacificar la calzada” consiste en reducir la velocidad en zonas residenciales a 30km/h y hacíendolas más amables, ciclables, disfrutables…

Es cuestión de tiempo que sea así, no estaría de más que en Nervión diéramos el primer paso.