Un tramo de la Avenida de las Asociaciones de Vecinos, frente al Parque Miraflores, se encuentra en muy mal estado. Transitar por la vía con un carrito o con niños pequeños resulta muy complicado, ya que las raíces de los árboles tienen el acerado completamente levantado.

Se trata de una calle estrecha por la que caminan diariamente muchas personas, ya que en los alrededores hay muchos núcleos residenciales.

Es verdad que estamos en época de recortes y que hay que mirar muy bien dónde se invierte cada euro, pero si la calle no se arregla pronto, tendremos que lamentar muchas caídas.