Me gustó la idea de decorar los bloques de San Pablo con Graffitis. La zona se ve impresionante y con mucho colorido, algo de lo que escasea este barrio. Se puede aprovechar el talento de tantos jóvenes desempleados que no saben qué hacer con su tiempo…