Propongo que en Sevilla se instalen más fuentes de agua potable por las calles. Ahora, en invierno, no nos acordamos de este servicio público porque hace mucho frío y no hace tanta falta. Pero esta ciudad es muy calurosa y no encuentras con facilidad una fuente de agua potable en las calles.

Sería muy bueno que este servicio se ofreciera a los ciudadanos, además de ser un elemento decorativo tradicional y muy bonito.