Propongo aprovechar muchas de las marquesinas que hay en la ciudad o soportes de publicidad que existen para contar la historia o tradición de Sevilla. Afortunadamente vivimos en una tierra con un gran pasado histórico, ¿por qué no aprovecharlo?

De esta forma se aumentaría la cultura. Según el barrio, pues contaría la historia de éste, quien vivió allí famoso, que sucedió en la riada del año 61, el año en que se construyó o porque se llama de esa forma. Son sólo algunos ejemplos, pero aportaría más conocimiento a visitantes y sevillanos.