Cada vez que paso por la isla de la Cartuja y veo tantísimos coches aparcados donde encuentran sitio, pienso que la empresa municipal de Transportes, Tussam, podría explorar la posibilidad de establecer unos recorridos discrecionales a las horas de entrada y salida de los trabajadores de grandes complejos de oficinas como Torretriana, a donde diariamente acuden miles de trabajadores. Este modelo de servicios especiales se viene utilizando de forma regular cada vez que los equipos de fútbol juegan en su estadio con resultados ciertamente buenos. ¿No habría manera de organizar con las empresas implicadas -en este caso la Junta de Andalucía por la cantidad de funcionarios que trabajan allí- unos servicios que acercaran a los trabajadores a puntos de reunión o intercambiadores de transportes desde donde dirigirse a sus domicilios?