La Cuaresma se abre camino

Nos acercamos al tiempo de cuaresma. Durante 40 días, Sevilla se prepara para vivir su Semana Grande.

Por ese motivo el Miércoles de Ceniza se terminan todas las celebraciones lúdico-festivas del carnaval. Es un tiempo en el que se nos pide que dejemos de un lado lo mundano y nos centremos en vivir el amor, la paz y la caridad con los más desfavorecidos de nuestro entorno. Que demostremos la parte más humana de nuestro corazón, veamos al que camina a nuestro lado como un hermano en dificultades y no bajemos los ojos e ignoremos los problemas que acucian a nuestro barrio. Es también un tiempo de perdón, de reconciliarse con aquellos a los que hayamos agraviado de palabra u obra.

De nada servirá que nos emocionemos con una “Chicotá”, con la cara de una virgen o andemos con un antifaz puesto detrás de nuestras imágenes si no hacemos lo posible en este tiempo para que los menos tienen o más dificultades pasan se sientan apoyados y reconfortados por nosotros.

cuaresma2

El Monasterio de San Jerónimo cumple 600 años

Como muchos de vosotros que seguís esta ventana ya sabréis, este año es el 600 aniversario del Monasterio de San Jerónimo.

Hace seis siglos, un 11 de febrero de 1414, se puso la primera piedra de este singular e histórico edificio, y para rendirle homenaje este año desde la Comisión Organizadora de Actos del Monasterio de San Jerónimo de Buenaventura, en colaboración con el Ayuntamiento de Sevilla, se han organizado las siguientes actividades: además de engalar los pendones de la torre del Monasterio, se van a organizar actividades en el CEIP Buenavista, habrá también una exposición de fotografías históricas relacionadas con el Monasterio y su entorno, un ciclo de conferencias sobre el Monasterio, tanto en el barrio de San Jerónimo como en el centro de la ciudad, actos relacionados con la Reedición del libro modificado y ampliado “El Monasterio San Jerónimo de Buenavista” del arquitecto que inició las obras de restauración del monumento, José García-Tapial y León, exposición de reproducciones de obras de artes relacionadas con el Monasterio y San Jerónimo, eventos musicales, presentación de la ópera de Hendel (Trío Settecento), jornadas renacentistas (mercado y actuaciones), pasacalles…

Un amplio abanico de actividades para conmemorar que el Monasterio de San Jerónimo ha soplado ya 600 velas que os iré contando para que participéis de esta celebración.

¡Felices Pascuas!

Quiero desear, desde aquí, unas felices pascuas a todos aquellos ciudadanos de nuestra querida Sevilla y especialmente a mis vecinos del Distrito Norte, con los que día tras día intentamos hacer mejores nuestras calles para una convivencia idónea.

Por ello, con las imágenes del recuerdo de la fiesta navideña que nos unió el pasado día 23 de diciembre, os dejo y os deseo unos felices días en compañía de vuestros seres más queridos.

¡Felices Pascuas a todos!

IMG_1668 IMG_1670 IMG_1671

Pésame por Sergio Rodríguez Prats

Desde el Distrito Norte queremos dar nuestro más sentido pésame a la familia y amigos del Policia Local Sergio Rodríguez Prats, fallecido en acto de servicio.

Su vinculación con nuestras calles era aún mayor, ya que era vecino de nuestro distrito, concretamente del barrio de Pino Montano. Sergio, un ejemplo de sacrificio y esfuerzo por conseguir metas y sueños.

Descanse en paz.

Yoga para evadirse de la rutina

35 siglos después, Brahman, Shivá, Kalí, la esencia de la cultura del Indo y del Hinduismo, es decir, el Yoga, continúa siendo una disciplina física y mental que muchas personas ven como una salida a su rutina diaria, sirviéndoles para conseguir un bienestar físico y mental. En el Distrito Norte, en el centro cívico “Entreparques” y tras 3.500 años después, los vecinos de sus calles siguen utilizando su mística para alcanzar la relajación.

IMG_1661

De 25 a 30 vecinos del Norte, acuden los lunes y miércoles de 10.00 a 11.30 horas al “Entreparques”, así como los martes y los jueves de 17.30 a 19.00 horas para practicar esta ancestral manera de llegar al estado óptimo de bienestar. Ana Montes y Antonio Alonso son los monitores responsables de dicha tarea, mediante ejercicios de estiramientos, respiración y meditación, para que “se vayan relajados a casa” cuentan ambos monitores, que además hacen incidencia en lo bien que va el taller: “La verdad que la gente viene, cumple y está comprometida. Nosotros estamos muy contentos”.

“A mí me viene muy bien, me sirve para desconectar. Es la segunda ocasión que puedo hacer yoga y la verdad es que me ayuda a olvidarme de la rutina aunque sea durante una horita o así”, nos cuenta Encarnación, vecina de Pino Montano que acude fielmente al taller. Una cultura, una práctica ancestral que sigue estando a la orden del día.