Un grupo de escolares del colegio Joaquín Turina ha fabricado un juguete mediante una impresora en 3D. Una experiencia única que forma parte de la primera edición de FabLab Kids, que les ha hecho sentirse arquitectos por un día.

La Escuela Técnica Superior de Arquitectura ha tenido hoy entre su alumnado un grupo muy especial, once posibles aspirantes a inventores un poco menuditos pero con muchas ideas. Un día especial no solo por todo lo que han aprendido estos niños, sino porque además han sido los primeros en formar parte de FabLab Kids.

En su visita a la ETSA han tenido la oportunidad de conocer, ver y tocar instrumentos tecnológicos solo al alcance de unos pocos. Un ejemplo de ello es la impresora en 3D, con la que estos pequeños Einsteins han fabricado unos juguetes muy divertidos. Y no solo eso, también han creado su propio diploma, con luz incorporada y montado y confeccionado un nido para pájaros que han colgado en el jardín de la Facultad de Reina Mercedes.

FabLab es una inciativa integrada en el Centro de Innovación y Diseño. Hace tan solo un año que el Laboratorio de Fabricación Digital de Sevilla forma parte del Fab Lab Network creada por el Center for Atoms and Bits del Media Lab del Massachusetts Institute of Technology.

La actividad ha sido una experiencia muy positiva no sólo para los escolares sino también para los doctores, profesores y alumnos de doctorado y de últimos cursos que se han sumado a la experiencia, aportando sus conocimientos y adaptándolos a la edad y espontaneidad de los participantes.