Estos días se ha celebrado en el colegio Capitán Julio Coloma del Distrito Bellavista-La Palmera, una iniciativa que está llevando a cabo el Real Betis Balompié, con la colaboración de la Fundación Cajasol y El Corte Inglés. La finalidad es enseñar a los jóvenes lo importante que es saber compaginar el deporte con los estudios.

El acto lo abrió la jefa de estudios del colegio Capitán Julio Coloma y a continuación el delegado del Distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, quiso agradecer tanto al club de fútbol como a la dirección del colegio de Infantil y Primaria Julio Coloma la invitación al acto. «Los jóvenes tienen pasión por el deporte y gracias a programas como éste les enseñan los importante que es esforzarse y estudiar mucho para en los ratos libres practicar deporte»., indicó Belmonte.

Miguel Guillén, presidente del Real Betis Balompié, fue el siguiente en dirigirse al público y agradeció al colegio la ilusión que «todos nos transmitís». Los jóvenes allí presentes estaban ataviados con la indumentaria verdiblanca en la mayoría de los casos, aunque otros niños quisieron vestir con la camiseta del Sevilla F.C o del F.C Barcelona. Por eso mismo, el presidente del Real Betis Balompié quiso dar un aplauso a todos los pequeños de los demás equipos. «El fútbol nos enseña muchas cosas y la ilusión por jugar nunca debéis perderla. Cualquier cosa que os propongáis en la vida la conseguiréis siendo buenas personas. Con compañerismo, esfuerzo, trabajo, atención a la familia y constancia todo se puede», apuntó Guillén.

Rafael Gordillo, ex jugador del Real Betis y abuelo de un alumno del centro educativo, dijo sentirse orgulloso «de estar aquí» y recordó sus inicios en el mundo del fútbol donde «jugábamos en campos de fútbol de tierra, sin portería y en las plazuelas, donde tuviésemos un hueco», señaló Gordillo y añadió que «ser profesional es complicado; muchos jugadores tienen condiciones innatas y otros muchos tienen que trabajar con mucho esfuerzo a diario. No os rindáis porque de la misma forma llegaréis a ser grandes profesionales».

La fiesta finalizó con la visita de dos jugadores de la plantilla del primer equipo del club de Heliópolis.