En uno de sus apasionados diálogos, Inés suponía que «tal vez poseéis, don Juan, un misterioso amuleto», una superstición que en otros terrenos quizá no cobre tanta importancia como la que tuvo este sábado. Y es que en el centro cívico de Bellavista el Don Juan Tenorio sí era un amuleto, una fuente de deseos de los vecinos que al ver la obra no sólo asistían a un evento cultural sino que apoyaban la restauración de su Parroquia, la del Sagrado Corazón.

La noche del sábado en el centro cívico de Bellavista se representó la clásica y sevillana obra de José Zorrilla, Don Juan Tenorio. Vecinos de Bellavista y otras zonas cercanas asistieron al evento para disfrutar la representación y apoyar la restauración de la Parroquia del Sagrado Corazón.

Se trataba de un evento solidario organizado por la plataforma Pro Templo que pretende la pronta restauración de la Parroquia del Sagrado Corazón del barrio. Hay que recordar que en 2005 el mal estado de las cubiertas de la parroquia Sagrado Corazón forzaron el cierre de la misma y no sería hasta hace unos cuantos meses que entre vecinos y el nuevo párroco, Antonio María Godoy, no se comenzase a reformar y restaurar.

Según las previsiones de trabajo la Parroquia estará terminada a finales de este año o principios de 2014, siempre con la incondicional ayuda de los más de 15.000 vecinos a los que da servicio esta iglesia, un templo que ha visto bautizar, casar y despedir a la mayoría de los habitantes de Bellavista.