La peña flamenca La Fragua no es una más dentro de las asociaciones culturales de la ciudad, esta peña de Bellavista es la segunda más antigua de Sevilla. Con casi 40 años a sus espaldas hace ya cuatro que se lanzaron a la aventura de formar un coro de villancicos, la aceptación ha sido inmejorable.

La pasión por el flamenco los unió hace 39 años y fue esta misma la que hace cuatro les empujó a crear un coro de villancicos. La agrupación está compuesta por 25 personas de la peña que ensayan durante todo el año para en navidad dar lo mejor de ellos. Dentro y fuera de Sevilla los llaman para actuar, no importa que sea cobrando o sin cobrar, ellos cantan a cambio de ver al público disfrutar. Villancicos populares, clásicos y compuestos por ellos, un repertorio amplio que Pepe Luque, uno de los componentes, se encarga de hacer ensayar día tras día.

La peña flamenca La Fragua cuenta actualmente con 100 socios y los que vengan porque según cuenta Pepa Gómez, vocal de la peña, «esta peña es muy calurosa, la gente nueva llega y siempre dice ¿qué hay aquí que nos sentimos tan a gusto?». Y es que no importa cuándo y cómo te incorpores y quién seas, entra coge una silla y deja que el flamenco entre, lo demás está hecho.

«Tenemos un taller de flamenco para conocer y dar a conocer los cantes y los viernes tenemos tertulia flamenca» cuenta Pepa aunque solo hace falta llamar a la peña para saber que en Alonso Mingo se canta, baila, toca y compone flamenco a todas horas. «Aquí hay muchos artistas, aquí el que no compone, canta y el que no, toca la guitarra» y es que esta amistad de 100 tan duradera tiene un secreto, una clave que Pepa ha revelado, tan simple como que «aquí no se habla de fútbol ni de política, que si no nos peleamos, aquí solo se habla de flamenco, siempre flamenco».