El centro específico de educación especial Mercedes Sanroma ha llevado a un grupo de alumnos a visitar los Reales Alcázares. Un descubrimiento fruto de la relación de cooperación que el centro tiene con el instituto de educación secundaria Federico Mayor Zaragoza.

El patio de banderas dio la bienvenida a un grupo de alumnos del centro específico de educación especial Mercedes Sanroma. Los Reales Alcázares se abrían frente a ellos. La sala de Justicia, el patio del Yeso y el patio de la Montería guiaban a este grupo hacia uno de los monumentos más importantes de la ciudad y que cuenta con la distinción de Patrimonio de la Humanidad.

A tan sólo seis kilómetros de su centro educativo pero desconocido para muchos de ellos. El disfrute se veía en sus casas, sabiendo que era una experiencia nueva que les aportaría grandes conocimientos sobre su ciudad, su cultura, su historia y, sobre todo, les sacaba de la rutinaria aula para ir con los compañeros de excursión.

Esta mañana inolvidable se debe a una colaboración conjunta del Mercedes Sanroma con otro centro educativo del distrito Bellavista-La Palmera, el instituto de educación secundaria Federico Mayor Zaragoza, «esta visita ha sido organizada por nuestro centro en colaboración con el IES Federico Mayor Zaragoza, con el que llevamos a cabo un trabajo importante de cooperación- colaboración, compartiendo muchas actividades, entre ellas, prácticas de formación y una experiencia de escolarización combinada, participando en ello, tanto el alumnado como el profesorado» explica Rocío Álvarez tutora del curso que realizó la visita.

Una vez finalizada la ruta, volvían al colegio aunque lo hacían de manera diferente habiendo aprendido y vivido algo nuevo. Ahora la mente mira hacia la Semana Santa porque el próximo jueves a las 12.00 horas sale el paso que ellos mismos confeccionan.