Actor irlandés que dio vida no a uno, sino a dos personajes del IV Episodio de Star Wars: Tessek y Mon Calamari. A sus 62 años, Gerald Holme, el éxito perdurable de la saga le sigue aportando nuevas experiencias como la de este fin de semana, conocer Sevilla. Socio honorífico de HoloRed, por fin ha visitado la capital andaluza. Se considera un enamorado de España y piensa aprovechar su estancia en Reina Mercedes para conocer todos los rincones de la ciudad.

1. Bienvenido a Sevilla, Gerald ¿cuáles han sido las primeras impresiones de la ciudad?

La verdad es que no he visto mucho de Sevilla aún porque he llegado hace apenas un par de horas. Lo único que he podido ver ha sido el trayecto del aeropuerto al hotel. Eso sí, lo que he visto ha sido precioso. Durante este fin de semana seré un turista más, veré mucho más y corroboraré esta opinión.

2. ¿Es la primera vez que viene Sevilla?

Sí, es mi primera vez aquí, pero he estado en otras convenciones celebradas en España. Recuerdo que hace cinco años en León asistí a un concierto benéfico con la banda sonora de la Guerra de las Galaxias en Valencia. La orquesta estaba compuesta por 52 integrantes, asistieron unas 1800 personas y creo que recaudó unos 35000 euros, o no, puede que fuera la mitad, pero fue mucho dinero para un fin benéfico. Además he estado en Madrid y en otros mucho sitios de España.

3. Usted que ha conocido muchas asociaciones internacionales de la Guerra de las Galaxias, ¿cómo es la afición española de la saga?

No me creeréis, pero lo digo allá donde voy y es la pura realidad: España tiene más estilo que nadie en el mundo. Puede verse en sus edificios, en las presentaciones que hacen… Te pondré un ejemplo: hace unos años, fui a una convención en Benavides de Órbigo, que formaba parte del XII Centenario del día en el que Rey otorgó a León la licencia para abrir el mercado cada jueves. Cualquier excusa es buena para una celebración, cualquier excusa. Bien, cuando llegué con los otros actores a Madrid, nos montamos en un pequeño avión que nos transportó a León y mientras el resto de pasajeros se bajaba, se mantuvo a los actores dentro. Al cabo de unos minutos, descubrimos por qué. Cuando nos abrieron la puerta, arrancó la banda sonora de la Guerra de las Galaxias, encendieron las luces, cámaras de televisión, al final de la escalerilla del avión se encontraban aficionados de la saga disfrazados. Eso no ocurriría en ningún otro lugar del mundo, eso es típicamente español, es el estilo al que me refiero.

4. Cuando comenzó a grabar el Retorno del Jedi, ¿pensó que iba a ser la película que marcaría su carrera?

Para nada. ¿En 1982? En absoluto. Sabíamos que El Retorno del Jedi, que es la película de la saga en la que yo trabajé, que era la última de la trilogía en aquel momento, aunque, bueno, ahora es la sexta… Sabíamos que iba a ser un éxito, porque lo habían sido las otras dos anteriores, Una nueva esperanza y El Imperio contraataca, con un éxito tremendo. En todo el mundo, en 1982, la Guerra de las Galaxias era parte de la cultura, todo el mundo conocía la saga. Así que, cuando trabajábamos en la película, sabíamos que iba a ser un gran éxito, pero aún mucho tiempo después, no afectó a mi vida. 20 años después, con el auge de Internet, los fans de la Guerra de las Galaxias me buscaron, empecé a ir a convenciones, a viajar por todo el mundo, a conocer a los fans. Entonces sí que cambió mi vida, y si alguien llega a decirme en 1982 que esto iba a ocurrir les habría dicho:¡Estás loco!

 5. ¿Qué sintió cuando el presidente de HoloRed Sevilla le propuso ser Socio de Honor?

Estaba encantado, me hizo mucha ilusión. Conozco a la asociación HoloRed desde hace muchos, muchos años, ni siquiera recuerdo como nos conocimos por primera vez. Fue antes de la celebración en Europa. Lo cierto es que hay fans en todo el mundo que son especiales, todos son especiales, por distintas razones. Me encanta ir a Polonia, a EE. UU, los fans japoneses, por ejemplo, son tan educados… No es que prefiera a un grupo de aficionados por encima de otros, pero, definitivamente, los españoles son muy especiales. Por ejemplo, cuando conocí a estos chicos eran niños, eran muy jóvenes, la chica que nos invitó a León tiene 16 años, ¡16 años! Y nos invitó y organizó todo el evento. Hay personas muy jóvenes, decididas y especiales.

 6. ¿Qué valores cree que fomenta la Guerra de las Galaxias?

Para mí, la Guerra de las Galaxias trataba sobre que el Bien venciendo al Mal. Ya sabes, el Bien siempre gana, siempre. Antes de que empezara con las convenciones, esto es lo que implicaba la Guerra de las Galaxias. Esto puede sonar muy de los 60, muy hippie, muy “amor y paz”, pero es lo que siento.

 7. ¿Se considera fan de Star Wars?

¿Sinceramente? No. No soy fan de la Guerra de las Galaxias, soy fan de sus fans y de su universo. Me encanta la primera película, Una nueva esperanza, el Episodio IV. Si me preguntaras sobre mis 10 películas favoritas, esa sería una de ellas, porque aún recuerdo verla en el cine en 1977, cuando todo el mundo la veía. Y fui un poco escéptico, fui al cine pensando venga, impresióname. Te sientas ahí y desde el primer segundo, cuando empieza la película con aquel sonido y todos los espectadores del cine se quedan boquiabiertos. Todo el mundo se da la vuelta para ver de dónde proviene ese sonido, que era el Destructor Estelar que sobrevolaba y todo el mundo sonreía. Me enganchó, en aquel momento, me enganchó. Creo que ahora nos olvidamos de esto, pero creo que gran parte del éxito de la Guerra de las Galaxias se debe a ese activo Han Solo, a Harrison Ford, Carrie Fisher y Mark Hamill. Si esos tres actores no hubieran estado en esa primera película, ¿habría tenido tanto éxito? No lo creo. Aunque, claro, yo soy actor, es normal que diga eso. Puede que los fans de la Guerra de las Galaxias no estén de acuerdo conmigo, pero a mí me preocupaban, me enganché con esos tres actores. Incluso ahora me preocupo por ellos. Conozco a los directores, les he estrechado la mano, hemos estado juntos, unos al lado de los otros, les he visto en acción, los conozco. Y aún así, cuando me planto frente a la pantalla, me preocupo. Quiero que Hans y Leia acaben juntos, quiero que Luke Skywalker encuentre a su padre y que se quieran.

8. Y llega la pregunta inevitable, ¿qué le parece la compra de Lucas Film por parte de Disney?

Sabía que me ibais a hacer esa pregunta, he recibido mensajes de correo electrónico al respecto de fans de todo el mundo. Pues, no lo sé. Voy a ser sincero, Disney hace un trabajo estupendo, creo que el Episodio VII se va a parecer mucho a la idea que tiene en mente George Lucas, porque ha aportado todas sus notas y sus ideas a Disney, así que se acercará mucho a lo que tiene en la cabeza. Lo que espero es que no añadan demasiadas imágenes generadas por ordenador a costa de la calidez humana. Para mí esa es la diferencia entre la primera trilogía y la segunda. En la original, bajo esos disfraces, tenías a las personas, a lo mejor no las veías, pero notabas su humanidad. Si utilizas muchas imágenes generadas por ordenador, retrocedes. Si notas esa calidez y esa especie de humanidad, te inclinas hacia delante en el asiento, las ves y te atrapa, mientras que de la otra manera es fría y pierde la humanidad, no hay sentimientos humanos, por lo que te echas hacia atrás en el asiento. Habrá quienes digan: Bueno, ¿y qué? siguen siendo películas fantásticas, aún con las imágenes generadas por ordenador. Pero en mi caso, no me atrapa, no quiero verla. Así que espero que Disney, sus miembros mantengan esa humanidad y no la eclipsen con demasiados efectos especiales. Está bien que se incluyan imágenes generadas por ordenador, los técnicos son geniales, pero que conserven la calidez humana.