Es el tercer año que lo organizan pero este cuentan con una programación de actividades para todos los públicos, que seguro atraerá la atención de muchos vecinos. Hablamos de la feria del libro del centro de educación infantil y primaria Marie Curie.

El Ampa del colegio Marie Curie, en la calle Chipre, ha vuelto a organizar por tercer año consecutivo su ya tradicional feria del libro. Acuerdos con editoriales y bibliotecas de la zona han dado lugar a un hermoso estante con gran variedad de títulos infantiles que todos los padres y niños podrán adquirir aún más barato que en un establecimiento especializado.

A esta compra venta de libros se le suman un gran número de actividades que motivarán aún más la visita a esta exposición. Ayer ya hubo un cuentacuentos de la mano de la escuela Home English, hoy El Oso y el libro también han puesto en escena un cuento para deleitar a todos los presentes y acercarles la literatura de una manera divertida, mañana habrá sesión doble de actividad con una exhibición de patinaje y un aula taller llamada «Creación de un libro» que se encargará de impartir la escritora Pepa González.

El objetivo de todo esto no es más que acercar la lectura, que se convierta en el hobby de los más pequeños, algo que interesa mucho a sus padres «es el Ampa el que organiza todo esto, nos volcamos con este tipo de actividades» cuenta Víctor López, miembro del Ampa y encargado de la campaña de promoción de esta feria del libro. «Además de esto, hemos invertido mucho en ampliar la oferta literaria de la biblioteca del colegio para que se convierta en algo más que una herramienta lectiva y los niños encuentren aquí lo que buscan y adopten el hábito de los préstamos de libros».

Dándolo todo por sus hijos, estos padres son un gran apoyo para la educación que los profesores imparten desde el aula. Así que, con esta reunión en torno a historias escritas, este colegio celebra algo mucho más importante que el día del libro, celebran la educación a travéz de la cultura, una educación en la que este colegio es ejemplo de la unión entre claustro y padres, sin duda, aspecto fundamental en el crecimiento de los más pequeños.