Este fin de semana han tenido lugar diversas actividades para clausurar el fin de temporada de dos clubes deportivos. El pasado viernes fue el Club Deportivo Payasos Crouss, uno de los clubes de fútbol sala más conocidos, quienes procedieron a la entrega de trofeos en las distintas categorías  y quienes contaron para tal ocasión con el delegado del distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte. Todos los vecinos de Bellavista saben que el club da vida, ilusión y esperanza a los jóvenes del barrio desde 1980 y todo ello gracias a la labor encomiable de su presidente, Marcos Cáliz.

En palabras del delegado del distrito, Rafael Belmonte, Payasos Crouss representa un compromiso con el deporte y la juventud en Bellavista. «Desde los años ochenta el fútbol sala tiene cabida tanto en su vertiente formativa, como de competición». «Su labor con los más pequeños hace que muchos de ellos sigan en el club como entrenadores, formadores etcétera. Y es que por encima de todo está su ejemplo, la viveza que se respira cuando se puede ver entrenar a un grupo de niños y la esperanza que ello representa para el barrio».

A todo esto hay que sumar la fiesta fin de temporada que celebró la Unión Deportiva Bellavista la noche del pasado sábado en donde se premió el esfuerzo de todo un curso de dedicación al deporte.

La tradicional Fiesta del Deportista de la Unión Deportiva Bellavista entregó trofeos a los jugadores más destacados de cada equipo y todos los allí presente pudieron disfrutar con la magnífica tómbola llena de regalos, con algún que otro sorteo especial «sorpresa» y con la actuación del grupo de música «Cocodrilia» formado por integrantes de Bellavista, algunos de ellos ex-futbolistas del club.

Rafael Belmonte quiso subrayar que «este año, el U.D Bellavista, ha alcanzado grandes objetivos pero que confía en que la próxima temporada sea aún más fructífera».