Estos días se ha celebrado en el polideportivo de Bellavista la fiesta fin de curso de los jóvenes integrantes de las diferentes categorías del club deportivo Payasos Crouss. Durante la celebración se dieron los premios a los mejores futbolistas así como a los jugadores que han abanderado el sentimiento deportivo.

De este modo se concluye con los actos conmemorativos del XXXIV aniversario del club. «Desde el Club Deportivo Payasos Crouss queremos agradecer a todos los que lo integran el gran trabajo que vienen realizando durante este tiempo», señalan desde el Club.

El polideportivo de Bellavista cuenta con unas instalaciones que albergan los entrenamientos de este club de fútbol sala, muy conocido en el barrio y en Sevilla. El club cuenta con varias categorías y da vida, ilusión y esperanza a los jóvenes del barrio desde 1980 y eso es gracias a todos los integrantes del club, cuerpo deportivo y directivo.

Desde el club siempre han defendido la premisa de que el fútbol sala es una forma de tener a los pequeños fuera de la calle ya que haciendo deporte tienen una vida sana y aprenden lo que es el compañerismo y trabajar en equipo. Es un trabajo que tiene mucho sacrificio pero también muchas recompensas.

Por ello, el delegado del distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, siempre ha mantenido contacto directo con ellos y ha decidido acudir un año más a la clausura del curso. «Payasos Crouss representa un compromiso con el deporte y la juventud en el barrio de Bellavista». «Sólo hay  que ver como muchos jóvenes han decidido seguir en el club como entrenadores o formadores y eso dice mucho de todos ellos». «Por encima de todo está su ejemplo, la viveza que se respira cuando se puede ver entrenar a un grupo de niños y la esperanza que ello representa», señala Belmonte.