El primer equipo del Unión Deportiva Bellavista ya se prepara para el comienzo de liga. En la tarde de ayer se presentaron jugadores y cuerpo técnico, y se realizó el primer entrenamiento de la temporada.

Desde ayer y hasta final de temporada, los chicos de la Unión Deportiva Bellavista dejan atrás las vacaciones y se concentran por completo en volver al buen ritmo y dar la imagen a la que tienen acostumbrada a la afición. A las 20.00 de la tarde el entrenador ya reñía a los rezagados, la seriedad se extendió desde el primer minuto y alguno, por cinco minutos, ya se llevó su primera falta.

El buen ambiente de siempre reinaba, todos estaban contentos de haber vuelto a los entrenamientos. Esta alegría general y las ganas de jugar en equipo son la característica principal de la Unión Deportiva Bellavista.

La gran familia

Muy lejos de hacer referencia a los Corleone, la Unión Deportiva Bellavista es conocida en el barrio como «la gran familia» porque es una pasión que se transmite de «padres a hijos».

«Los que jugaban aquí cuando se fundó el club, allá por el 75, son los que trajeron a sus hijos y ahora acercan a sus nietos. Incluso los que han vivido toda su vida en Bellavista pero por diversas circunstancias se han mudado, prefieren venir hasta aquí que, que su hijo juegue en otro club» cuenta Javier Poley, presidente del equipo. De este modo, queda en evidencia que para ser de la Unión no hace falta residir en Bellavista, solo sentirse parte de la familia «tenemos jugadores de Los Bermejales, Heliópolis, Sevilla Este, La Oliva, Dos Hermanas, La Puebla o San Juan».

La razón principal por la que el jugador abuelo apuntó a su hijo y este, a su vez, al suyo es bastante clara. «Aquí, todos juegan trabajamos muy bien la cantera, hay niños de todas clases y todos tienen su oportunidad en un partido de liga» un hecho más meritorio aún si se tiene en cuenta que los catorce equipos de la Unión ocupan los primeros puestos en sus respectivas ligas. Así, no es de extrañar que «para esta temporada el Betis se ha llevado un jugador nuestro para benjamín y el Sevilla a dos alevines». Y es que, por las filas del Bellavista se han formado nombres como «Toni Doblas o Paquito Gallardo».

Pero el secreto no solo esta en sus jugadores, que también, sino en la «masa social que movemos, tenemos unos 650 socios y muchos de ellos llevan vinculados al club desde su fundación». Porque esta familia se reúne todos los fines de semana para disfrutar del deporte, echa una mano donde haga falta y hace lo imposible por sus miembros, pero no solo ellos, «contamos con el beneplácito de todas las entidades y vecinos del barrio, hay que tener en cuenta que somos la mayor entidad de Bellavista y que aquí han jugado abuelos, hijos, nietos».

Esta claro que este equipo es una verdadera «Unión» de personas ligadas por algo más que fútbol.