La mejora de las comunicaciones entre los barrios ha sido la nota predominante. Un nuevo apeadero de Renfe conectará los Jardines de Hércules y de Atenea con San Bernardo, y de ahí, con el Centro y otras zonas.

Pineda queda ahora unida con Los Bermejales a través de una pasarela peatonal y un semáforo regula el acceso de los vehículos y de la línea 37 de Tussam, hasta entonces ausente.

En un nivel más transversal, el nuevo Parque Guadaira sirve de nexo entre la avenida de la Raza y la de la Paz, en el Distrito Sur, con sus 3 kilómetros de zona verde y esparcimiento adaptados a personas con movilidad ducida.