La e-democracia ha llegado a Bellavista-La Palmera, convirtiéndose en el tercer distrito que entra en las pruebas de esta plataforma digital de participación ciudadana. Para a presentación a las asociaciones y entidades del barrio estuvo presente el delegado de participación ciudadana, Beltrán Pérez.

A las seis en punto comenzaba una junta de distrito extraordinaria, el motivo: la e-democracia había llegado a Bellavista-La Palmera. Pero ¿qué es la e-democracia? «e-democracia es una herramienta de participación electrónica, una plataforma que no viene a hacer sombra a ninguna otra, sino a alumbrar» explicaba Beltrán Pérez, delegado de participación ciudadana.

Con esta herramienta, Sevilla se convierte en la primera ciudad española y «quizá del mundo», con un método de participación tan cercano y directo a las juntas municipales «un ciudadano no se puede acercar a un senador más de lo que un ciudadano puede acercarse a los miembros de la Junta. Más no hay» comentaba Beltrán Pérez. Y es que esta novedosa plataforma permite la propuestas, aportación de ideas o necesidades que partan de cualquier vecino para el barrio.

El vecino que proponga algún beneficio para su barrio quedará automáticamente vinculado a la próxima junta, ya que si su propuesta tiene suficientes votos de otros vecinos, en un plazo de 25 días, se aprobará y se llevará a junta. Los requisitos son muy sencillos: estar censado en Sevilla. De este modo, hasta un sevillano que viva en Rusia podrá proponer y votar propuestas para la mejora de su ciudad.

Además, para salvar la brecha digital y que cualquier generación (siempre con mayoría de edad) pueda acceder a esta plataforma, se llevarán a cabo cursos de formación en el centro cívico Bellavista. Sin más y de esta manera, Bellavista-La Palmera entra en la segunda oleada en pruebas de la e-democracia. Así que el delegado de distrito, Rafael Belmonte, levanta sesión esperando, seguro, que la próxima vez que la levante se haya aprobado una propuesta e-democrática previa.