El delegado del Distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, ha explicado hoy que el cambio de nombre de la Plaza de las Cadenas por Plaza del Dulce Nombre responde a «una petición vecinal a la que se ha dado cumplimiento por los cauces democráticos y de participación establecidos».

«Tan sólo hemos recogido una petición vecinal, en este caso de la Hermandad del Dulce Nombre de Bellavista, ejerciendo como correa de transmisión entre los ciudadanos y los órganos de representación, como son la Junta Municipal de Distrito y el Pleno Municipal», ha asegurado Belmonte.

En este sentido, ha recordado que «se trata de la misma petición que la hermandad formuló a la concejal de IU Josefa Medrano en 2007, cuando era delegada del distrito, pero que en ningún momento tramitó, dejándola olvidada en un cajón por motivos que desconocemos».

«En nuestro caso, como no le tenemos miedo a la participación vecinal democrática, nos limitamos a hacer llegar la petición en primer lugar a la Junta Municipal del Distrito, donde fue aprobada por 21 votos a favor y sólo 4 en contra, y posteriormente al Pleno municipal, donde fue aprobada por 31 votos a favor y 2 en contra», ha precisado el edil responsable del Distrito Bellavista-La Palmera.

Por tanto, ha insistido en que «en ambos casos recibió el respaldo de una amplísima mayoría», por lo que ha reiterado que «tan sólo se ha dado cumplimiento a una solicitud de la hermandad por los cauces democráticos y de participación».

De este modo, ha resaltado que «en todo el expediente de tramitación no existe ni una sola opinión manifestándose en contra del cambio de denominación y el informe de Estadística recoge que la solicitud estaba lista y apta para ser sometida a aprobación por parte del Pleno».