Los días que el Real Betis Balompié juega en casa, la afluencia de aficionados que acuden a Heliópolis es masiva y aunque muchos acuden en transporte público, otros muchos optan por ir en coche o moto y algunos, si llegan con el tiempo justo, aparcan su coche en el primer sitio que ven aunque eso implique hacerlo en lugares no habilitados para estacionar los vehículos.

Por este motivo y para hablar directamente con los vecinos de la zona, esta semana ha tenido lugar una reunión entre el delegado de Movilidad y Seguridad, Juan Bueno; el delegado del distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte; y los vecinos de Heliópolis.

En dicha reunión se habló de los nuevos cambios de sentido que han sufrido algunas de las calles del barrio de Heliópolis así como de los problemas que ocasionan en el barrio los partidos del Real Betis Balompié.

El distrito Bellavista-La Palmera ha querido hacer todo lo posible por colaborar con los vecinos colocando una serie de bolardos y valla perimetral en las plazas del barrio. Más concretamente colocándose 113 metros de barandilla en la plaza del Inmaculado Corazón de María con el fin de evitar que los coches aparquen indiscriminadamente los días de partidos así como la colocación de 12 marmolillos en la plaza de los Andes.

A este respecto, el delegado de Seguridad, Juan Bueno, ha dejado claro que sólo se multan los días de partido a los vehículos que están mal estacionados en las inmediaciones del estadio de fútbol y que en el último partido que disputó el Real Betis la grúa se llevó seis coches.

Por su parte, el delegado del distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, ha apelado a la concienciación ciudadana, el sentido común y el buen hacer de todas los aficionados que acuden al Benito Villamarín.