La asociación de vecinos de Elcano nace hace 49 años (1964) en un barrio obrero ubicado dentro de lo que hoy denominamos distrito Bellavista-La Palmera.

La explosión demográfica y urbanística de Los Bermejales en la salida Sur de Sevilla, ha hecho que uno de los barrios sevillanos con más solera de los construidos en la primera mitad del siglo XX haya pasado a un segundo plano. Pero la barriada Elcano tiene una gran tradición e historia. Fue un barrio que se creó en la época franquista por la antigua Empresa Nacional Elcano, embrión de la que años más tarde fue los Astilleros de Sevilla para ser usado de residencia por los numerosos trabajadores de su plantilla que en la actualidad siguen viviendo allí.

Muchos de los trabajadores que residen en este barrio fueron constructores de barcos, de ahí los nombres marineros de algunas de las calles de la barriada como Corbeta, Fragata, Goleta o Bergantín.

Fue un barrio de tradiciones sevillanas que tuvo incluso procesión propia del Corpus Christi en la década de los sesenta y setenta. Aunque ya se encuentra en desuso, muchos son los vecinos de la barriada Elcano que siguen con su costumbre ancestral de decorar sus calles con macetas en las rejas de las casas y balcones y se esmeran en que sus fachadas conserven el color blanco y brillante de la cal.

En la mañana de ayer, fue el delegado del distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, quien quiso compartir un rato distendido con los miembros de la junta directiva de la asociación de vecinos.

En palabras del delegado del distrito Bellavista-La Palmera,  «en el encuentro que hemos mantenido con ellos, así como en el paseo posterior, pudimos evaluar juntos los espacios de mejora a cubrir dentro de su entorno y en los que el Distrito se compromete a trabajar en su desarrollo».