El delegado del Distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, ha visitado las obras del colegio Sebastián Bandarán. La reforma que comenzó en septiembre y terminará en enero responde a una petición vecinal que Belmonte consideraba «prioritaria».

Hace poco más de un mes comenzaron las obras de mejora en el CEIP Sebastián Bandarán con el fin de subsanar las deficiencias que presenta y responder así a las demandas tanto de los padres y las madres de los alumnos como de la dirección del centro escolar.

Ante esto, Rafael Belmonte se ha interesado en conocer el estado en el que se encuentran las obras en el colegio público Sebastián Bandarán. En la visita, el delegado, ha podido comprobar cómo están habilitando la antigua casa del portero por un aula matinal.

Profesores, padres y niños llevan más de cinco años sufriendo unas condiciones inadecuadas para un colegio de educación primaria. Al entrar el gobierno de Juan Ignacio Zoido en el Ayuntamiento se prometió que las obras de adecuación serían «inminentes». Ahora el AMPA del Sebastián Bandarán está a un mes de ver hecho realidad lo que durante tanto tiempo han solicitado.

«Poco a poco, intentamos dar respuesta a unas demandas de servicios que no han sido atendidas durante años y pretendemos que, lo antes posible, los proyectos prioritarios para cada centro se encuentren en marcha» declara Belmonte. El delegado ha dejado claro que «Si hay algo por lo que merece la pena apostar es por la educación de nuestros más pequeños».

Las obras, que comenzaron en el mes de septiembre se pretende que finalicen en enero, ya que el plazo de ejecución es de cuatro meses.