El delegado del Distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, la presidenta de la Asociación de Vecinos Bermejales 2000 y el presidente de la Asociación de Comerciantes de Bermejales (Acoprober) han mantenido esta mañana una reunión con el fin de constituir la Plataforma Pro Escuela Politécnica y Centro Cívico de Los Bermejales.

Los vecinos y comerciantes de Los Bermejales no van a aceptar otro retraso en la construcción de la Politécnica y el Centro Cívico. Es por ello que, junto al delegado del distrito, Rafael Belmonte, la AAVV Bermejales 2000 y Acoprober han constituido la Plataforma Pro-Escuela Politécnica.

Esta plataforma pretende canalizar las acciones de los vecinos y comerciantes del barrio para actuar de manera ordenada y al unísono por una misma causa, la construcción de la Escuela Politécnica. El objetivo es “remar en una misma dirección” para que no existan más demoras en las obras de este proyecto.

El presidente de Acoprober, José Manuel Mira, asegura que los comerciantes permanecerán “vigilantes” sobre todos los movimientos que se realicen en estos proyectos, apostando en todo momento por el diálogo como “principal modo de actuar”.

Como un jarro de agua fría cayó hace unos días en los Bermejales la noticia de que la Universidad de Sevilla retrasaría la construcción de la Politécnica. Los motivos, de los 154 millones de euros que le debe la Junta de Andalucía, la Hispalense sólo ha cobrado 6.

Desde el Ayuntamiento aseguran que la responsabilidad de este retraso es de la Junta de Andalucía, ya que el Consistorio cedió los terrenos en marzo, cumpliendo así con su parte del trato.

La Asociación de Comerciantes, Acoprober, ya solicitó el pasado martes a la Universidad de Sevilla una hoja de ruta para conocer cuáles iban a ser los pasos a seguir ante el retraso de las obras. Además los comerciantes ya han enviado una carta pidiendo una reunión con el rector de la Hipalense, Antonio Ramírez de Arellano.

Es por ello, que el propio Ayuntamiento, a través del delegado del Distrito Bellavista-La Palmera ha apoyado a los vecinos en esta causa que ya tiene diez años de antigüedad y, ahora, que la tenían más cerca que nunca no van a permitir que se aleje.