El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de la vivienda Emvisesa, ha negado hoy que se esté realizando algún tipo de presión a los vecinos de la barriada de Guadaíra, y ha recordado al PSOE que «las valoraciones las hace la Gerencia de Urbanismo bajo criterios técnicos y legales».

Así, el gerente de Emvisesa, Miguel Contreras, ha destacado que «no se ha llegado a ningún acuerdo con vecinos, tan sólo nos hemos sentado para saber qué quieren, individualmente y con la asociación que representa a una parte, e informarles de lo que Emvisesa les puede ofrecer»; y ha recordado «la obligación de negociar de manera individual, pues no todos los vecinos se siente representados por la asociación, debido a las distintas sensibilidades existentes, y algunos quieren llegar a un acuerdo».

Además, Contreras ha remarcado que «no se está exigiendo, ni presionando ni ofertando, sólo estamos exponiendo las distintas posibilidades legales que existen a todos los vecinos»; y ha indicado que «las condiciones se negociarán con cada vecino de manera individual, atendiendo a los interés personales y una vez conocidas las condiciones jurídicas de cada uno».