El delegado del Distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, ha recordado que «este Gobierno municipal continúa negociando con los vecinos de la barriada Guadaíra y además trabaja continuamente para mejorar sus condiciones de vida, con actuaciones tanto en materia de urbanismo, como de limpieza y parques y jardines. Es cierto que es necesario dar una solución, pero tampoco podemos olvidar que este es un problema que se viene arrastrando desde hace 30 años y por lo tanto no se puede arreglar de un día para otro».

Belmonte ha comentado que «tanto desde la empresa municipal de la vivienda, Emvisesa, como desde el Distrito estamos en permanente contacto y negociación con los vecinos de la barriada de Guadaíra. Nos hemos sentado con ellos en numerosas ocasiones para saber qué quieren, tanto individualmente como con la asociación que representa a una parte, e informarles de lo que el Ayuntamiento les puede ofrecer».

El delegado del Distrito Bellavista-La Palmera ha reiterado que «la negociación no es fácil, porque hay diferentes sensibilidades entre los vecinos, por lo que nos vemos en la obligación de negociar de manera individual, pues no todos los vecinos se siente representados por la asociación, ya que las peticiones de unos difieren con las de otros y algunos quieren llegar a un acuerdo».

Además, Belmonte ha comentado que «hemos expuesto las distintas posibilidades legales que existen a todos los vecinos y las condiciones se negociarán con cada vecino de manera individual, atendiendo a los interés personales y una vez conocidas las condiciones jurídicas de cada uno».

Belmonte ha indicado que «se ha producido algún error administrativo con la inspección a una vecina, pero ya hemos aclarado, y puede estar absolutamente convencida de ello, de que no se le va a cobrar ni un euro. Es muy curioso que el señor Espadas hable de incumplimientos de quien lleva algo más de tres años en el poder y olvide los doce años consecutivos de gobierno socialista en los que no se hizo nada por la barriada Guadaíra más allá de un compromiso en el Pleno al final de su último mandato».

Por otra parte, ha manifestado que «mientras llega el acuerdo, este Gobierno no está parado ni un solo momento y lleva a cabo de manera permanente actuaciones en la barriada, tanto en seguridad de las viviendas y la instalación eléctrica, como en poda de los árboles y limpieza de la barriada y reorganización del tráfico».