El grupo popular en el Ayuntamiento de Sevilla ha presentado una propuesta en la Junta Municipal de Distrito de este mes de marzo consistente en paralizar el proyecto de ampliación del depósito judicial y que se traslade a otro lugar más adecuado que el actual, donde no cause perjuicio a la población y con sujeción a las normativas urbanísticas y medioambientales vigentes, ya que la Junta de Andalucía conoce perfectamente que este uso de depósito y almacenaje de vehículos es totalmente incompatible con el planteamiento actual que califica este suelo como urbanizable sectorizado.

Dicha propuesta contó con los votos a favor de trece miembros de la Junta Municipal y dos abstenciones. En este sentido, el delegado del distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, ha señalado que «son ya varios los meses que los vecinos de la zona del Cortijo del Cuarto en Bellavista llevan denunciando las molestias que se ocasionan en las inmediaciones de los terrenos del depósito judicial, terrenos que además se está ampliando. A lo que habría que sumar la concentración de animales que ocasionan molestias más que evidentes».

«La Junta de Andalucía ha incumplido con su palabra, ya que se están ampliando los terrenos destinados para el depósito judicial de vehículos. La Junta tiene que regularizar de forma inmediata el depósito judicial de vehículos ubicado en los terrenos del Cortijo del Cuarto de Bellavista en el que se almacenan vehículos y animales sin tener licencia para ello, al tiempo que deben garantizar la protección del medio ambiente y la seguridad de los vecinos de la zona», ha afirmado Belmonte.

De este modo, el PP exigirá a la Junta de Andalucía la paralización de la ampliación del depósito judicial que se encuentra ubicado en la zona del Cortijo del Cuarto de Bellavista.

Asimismo, el delegado del distrito Bellavista-La Palmera ha recordado que «los vecinos que viven en las inmediaciones del depósito judicial de vehículos ya denunciaron estos hechos. Desde la asociación de vecinos La Salud de Bellavista apuntaron el riesgo medioambiental elevado,  puesto que los aceites contaminantes y combustibles son lavados por el agua de lluvia sin que se conozca un sistema de eliminación de tales aguas de lluvia que no sea la escorrentía hasta el río Guadaira».

 

Cabe recordar que esta propuesta ya se presentó en el Pleno municipal del Ayuntamiento de Sevilla el pasado mes de abril de 2013 y contó con la abstención de PSOE e IU.