El delegado del Distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, ha afirmado que «como es habitual, IU se equivoca y llega absolutamente tarde en sus reivindicaciones sobre el  CEIP Lora Tamayo, principalmente porque el pasado martes este Gobierno municipal ha sacado a licitación obras de mejora en el centro en materia de seguridad, que incluyen la sustitución de las carpinterías de acero por aluminio de las zonas comunes tales como aseos, oficinas o distribuidores de escaleras y la posterior colocación por celosías de lamas orientales en los huecos desprovistos de ellos, así como la inclusión de vidrios termoacústicos, que mejorarán las condiciones del desarrollo de la actividad educativa así como las de ahorro energético. Unos trabajos presupuestados en más de 40.000 euros».

El delegado del Distrito ha recordado que «ya hemos instalado el ascensor en el colegio, cumpliendo así algo que la dirección y el AMPA del centro llevaban esperando siete años, y recuerdo que el AMPA remitió una carta al Distrito en junio del año pasado en la que mostraba su agradecimiento por las actuaciones llevadas a cabo en el centro».

Belmonte ha añadido que «no es la primera ni será la última actuación que hagamos en el Lora Tamayo, puesto que para el Gobierno de Juan Ignacio Zoido los colegios son una absoluta prioridad, por lo que este Distrito ha estado y seguirá estando en permanente contacto con la dirección del centro para conocer sus necesidades e intentar atenderlas a la mayor brevedad posible, porque durante muchos años no se ha hecho apenas nada. Por eso me alegra que para IU ahora sí sean importantes los colegios del Distrito, después de haberlos sometido a un absoluto abandono durante sus ocho años de Gobierno».

Así, el delegado ha instado a IU «a que reivindiquen con más fuerza ante sus compañeros de la Junta de Andalucía que ponga en marcha cuanto antes un servicio de comedor, que es otra de las reivindicaciones históricas del centro, y que todavía no tiene plazos, más allá de una promesa de licitación de las obras para adecuar el antiguo gimnasio».