El portavoz socialista, Juan Espadas, ha realizado hoy un recorrido con vecinos y entidades de Bellavista para llamar la atención del Gobierno de Zoido sobre «realidades que ignora reiteradamente, denuncias ciudadanas que son fácilmente asumibles y que supondrían una mejora palpable en el día a día de la gente pero a las que ya no atiende y para las que, entre foto y foto, ya no tiene tiempo».

La intercomunidad de vecinos Nueva Bellavista conocida como «los naranjitos» siguen haciéndose cargo del mantenimiento de zonas verdes pese a ser una barriada abierta y de uso evidentemente público. El portavoz socialista ha hecho extensiva a esta zona su propuesta de actuar en dos fases, de manera que el Ayuntamiento llegue a acuerdos con los vecinos para encargarse de este tipo de trabajos y, en una segunda etapa, se planteen las mejoras urbanas necesarias para que la barriada pueda ser recepcionada por completo. «Ante realidades tan evidentes como ésta no caben excusas posibles para no asumir al cien por cien el mantenimiento y conservación de la vía pública que corresponde al Ayuntamiento. Los vecinos no pueden seguir asumiendo a título privado y con dinero propio su conservación como si de una urbanización cerrada se tratase», explica.

Además, la intercomunidad reclama la intervención del Ayuntamiento en el vallado y adecentamiento de las pistas municipales para evitar que se siga usando como lugar para el botellón «cuando lo que debía es promocionarse como espacio deportivo para los jóvenes del barrio».

Espadas denuncia igualmente «un nuevo caso de abuso en el cobro de la nueva tasa de basura impuesta por Zoido para todo tipo de locales y que afecta de lleno a esta asociación de vecinos a la que se le vienen girando los recibos de 120 euros por su sede, cuando es evidente que debería estar exenta».

Por otra parte, el portavoz socialista ha recorrido junto con vecinos varias calles de Bellavista que llevan más de año y medio esperando la intervención de reurbanización que se aprobó en noviembre de 2012 en la Junta de Distrito. «Es el modus operandi habitual del Gobierno de Zoido. Se aprueban obras que proponen los vecinos que, sin embargo, se quedan fuera de la redacción de presupuestos año tras año», explica. En este caso se encuentran las calles Enamorados, Vigo, Espejo, Fauno y Cibeles, en algunas de las cuales el Ayuntamiento ha intervenido pero sólo parcheando y sin asumir la reurbanización aprobada. De igual modo, vecinos y PSOE reclaman conocer las obras que se realizarán en la calle Apolo cuya urgencia fue reiterada en la Junta de Distrito de abril de este año «y para la que no valdrá con una actuación superficial».

Intervención en la entrada del colegio Lora Tamayo

En el recorrido por el barrio, el portavoz socialista ha querido también reclamar a la Diputación Provincial de Sevilla la ejecución de los trabajos de adecentamiento previstos en la entrada del colegio Lora Tamayo, que corresponden a suelos de su propiedad. «Es un acceso que con los años se ha complicado tanto para vehículos como para peatones y urgen la adecuación y pavimentación de la que se tiene que hacer cargo la Diputación», concluye.