El parque que se encuentra ubicado en la zona norte de Jardines de Hércules cuenta desde esta semana con una nueva zona habilitada como pipi-can, al reutilizar un área del parque que, habitualmente, los vecinos venían utilizando para sus perros pero sin ningún tipo de control ni delimitación.

Esta adaptación, que ha sido realizada por el servicio municipal de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla, ha permitido a su vez, instalar un nuevo cerramiento anti vandálico. El delegado del distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, ha precisado que este nuevo sitio de esparcimiento habilitado para perros permitirá que «los vecinos de la zona cuenten con este espacio que habían solicitado y en el que sus mascotas podrán correr y hacer sus necesidades en un lugar construido expresamente para ello».

Además quiso visitar la zona con el presidente de la asociación de vecinos Juan Lobo quien señala que «son muchos los vecinos que viven en Jardines de Hércules, tienen perro y necesitaban un lugar como éste, con zonas verdes donde los perros puedan estar sueltos y hacer sus necesidades».