Las obras de instalación de un ascensor en el colegio público Lora Tamayo se realizarán durante este verano, dando cumplimiento así a una reivindicación histórica tanto de la dirección como del Ampa del centro escolar. El plazo estimado de ejecución es de dos meses y la intención del Ayuntamiento es que los trabajos estén concluidos a mediados de septiembre, para que el ascensor esté disponible una vez que comience en curso escolar.

El contrato para la ejecución de esta obra se encuentra en tramitación, pendiente de adjudicación por el órgano competente, tras haber concluido ya el periodo de licitación y presentación de ofertas. Una vez que se apruebe y se notifique el acuerdo de adjudicación, se tendrá que presentar y aprobar el correspondiente plan de seguridad y salud laboral, previo a suscribir el acta de replanteo e inicio de la obra. El importe de licitación asciende a 172.991,11 euros, si bien todavía no está aprobado el importe de adjudicación definitivo.

Además de la instalación del ascensor, que la dirección del colegio Lora Tamayo, los profesores, alumnos y padres llevan esperando siete años, el Ayuntamiento llevará a cabo otras actuaciones, como la sustitución de las ventanas de acero abatibles por ventanas de aluminio correderas o la colocación de celosías de lamas antivandálicas en las ventanas desprovistas de ellas.

El delegado del Distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, ha señalado que «la realización de estas obras de mejora en el CP Lora Tamayo demuestra el compromiso del Gobierno de Juan Ignacio Zoido con los colegios de la ciudad, como lo demuestra que se dé cumplimiento a una reivindicación de hace siete años atrás y que ha tenido que esperar a este Gobierno para que el ascensor sea una realidad».

Además, Belmonte ha recordado que «para este Gobierno los colegios de nuestra ciudad son una prioridad, no en vano este año se van a invertir 4 millones de euros, que se unen a los 4,5 millones ya invertidos durante el primer año de mandato».