Desde la ampliación del Parque Guadaíra, hasta mejoras en las calles del Distrito, pasando por un amplio compromiso con los niños de los barrios del Distrito Bellavista-La Palmera, los vecinos de Bellavista-La Palmera estrenarán curso 2013-2014 con mejoras en sus calles, parques y avenidas.

En unos días comenzará el programa de repavimentación y asfaltado con la calle Tramontana, será el pistoletazo de salida a una larga lista de compromisos que el Distrito, a través del Ayuntamiento de Sevilla, han adquirido con y para los vecinos de estos barrios.

Así lo ha hecho público esta mañana el delegado del Distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, quien ha descifrado todas y cada una de las obras que se van a llevar a cabo y que responden a «demandas históricas, compromisos del alcalde y demandas de los propios vecinos».

Parque Guadaíra

La obra más llamativa de las presentadas hace referencia al ansiado Parque Guadaíra. Durante el mes de noviembre se va a comenzar una ampliación de 24.000 metros más de dicho espacio verde. Dentro de estas obras se incluye la incorporación de una zona referente al cuadrado entre las avenidas de Italia y Amsterdam, así como la remodelación y acondicionamiento de los alrededores del Sadus. En cuanto a este último, se va a llevar a cabo el acerado con carril bici que supondrá «una conexión entre el Parque Guadaíra y el parque periurbano de Los Bermejales.

Además se va a adecentar la zona de la calle Holanda, aspecto que «beneficiará a muchos escolares de Heliópolis y Reina Mercedes en cuanto a comodidad y seguridad».

Estas intervenciones en el que será un nexo de unión entre dos Distritos enteramente verde y para disfrute completo de los vecinos, responden a una inversión de un millón de euros.

Mejoras en las vías del Distrito

Este curso 2013-2014 los vecinos de Bellavista-La Palmera ganarán en seguridad en sus calles y avenidas. La calle Tramontana será la primera en la lista, dentro de unos días la segunda parte de su acerado será totalmente reformada, dando así el pistoletazo de salida a este programa que el Distrito, a través de la Gerencia de Urbanismo, tiene planteado para las vías de sus barrios.

Las calles Virgen de la Esperanza, Cibeles, Fauno, Galatea, Elche, Feliciana Enríquez y la avenida de La Palmera, entre otras, serán objeto de reasfaltado y adecuación. En cuanto a la avenida de Jerez, tal y como ya se venía haciendo, se seguirán instalando las zonas de carga y descarga según la demanda de los vecinos y comerciantes de la zona.

La calle Chile, Heliópolis, y la calle Guadalimar, Pedro Salvador, también entran en la lista de mejoras y es que ambas serán reurbanizadas bajo el compromiso del Ayuntamiento con la coordinación de Emasesa.

En el barrio de Heliópolis también se llevará a cabo la instalación de elementos que impidan el paso de vehículos a zonas peatonales. En concreto la plaza de los Andes (conocida como Avelino) y la del Inmaculado Corazón de María, ambas afectadas por el colapso de vehículos los días de partidos de fútbol.

Los niños

Siendo el distrito con mayor número de niños entre sus vecinos, el Distrito Bellavista-La Palmera, con Rafael Belmonte al cargo, ha mostrado una especial inclinación en la atención de las necesidades de los más pequeños. Es por eso que en este programa de mejoras se incluyen varios aspectos dedicados a este sector de la población.

Bajo estas directrices, el Paseo de Europa verá mejorados sus parques infantiles tanto en calidad como en cantidad. Los mismo se realizará con los existentes en plazas de Heliópolis y Bellavista.

Y por los niños también se prestará una gran atención a los colegios del Distrito. El ascensor del colegio Lora Tamayo y el acerado y toldos del centro La Raza, entran dentro de estas mejoras aunque se prevé responder a las peticiones que vayan llegando de todos los colegios de estos cinco barrios.

Además, como mención especial, dentro de los centros educativos del Distrito y las actuaciones en los mismos, cabe destacar la zona de juegos infantiles que se va a instalar en el Mercedes Sanroma, enmarcada «en la colaboración que el Distrito tiene con el centro, que es una verdadera ciudad de la alegría» comentaba el Belmonte.