Ecologistas en Acción se une a la denuncia de madres, vecinos y profesores del colegio público José Sebastián y Bandarán en Bellavista del peligro de manipular residuos peligrosos de uralita en pleno curso escolar. Los ecologistas proponen que se espere al final del curso para seguir con estos trabajos.

La empresa Befesa SL, por encargo de la Diputación de Sevilla, debe retirar los residuos de amianto en terrenos del Cortijo del Cuarto, a escasos metros del colegio José Sebastián y Bandarán.

Estos trabajos cuentan con licencia municipal y con la aprobación de la Consejería de Medio Ambiente y de la Delegación de Empleo y deben en todo momento respetar las medidas de seguridad obligatorias para este tipo de descontaminación tanto para los trabajadores como para la población afectada.

Cabe destacar que al ser manipulado, el amianto (uralita, asbestos) libera partículas cocarcinógenas que pueden provocar graves enfermedades del aparato respiratorio, como cáncer de pulmón o mesotelioma maligno, siendo los menores especialmente sensibles.

La Policía Local de Sevilla, que estaba dando un curso de educación vial en el colegio, ya paralizó las obras el 29 de abril, viendo que los trabajadores iban totalmente protegidos con equipamiento de seguridad mientras que los vecinos no habían recibido instrucción alguna.

Existe gran preocupación entre asociaciones vecinales, padres, madres y profesorado por la falta de información acerca de las precauciones a tomar. La solución propuesta de no llevar a los niños al colegio durante una semana, cuando falta un mes para finalizar el curso escolar, es cuando menos poco sensata.

Lo que solicitan los afectados y apoya Ecologistas en Acción «es de simple sentido común», detallan, «que se espere a que terminen las clases para retirar el amianto», advirtiendo con tiempo a los afectados de las precauciones a tomar: cerrar las ventanas, que niños, enfermos y ancianos no salgan a la calle a ciertas horas.