El Distrito Bellavista-La Palmera celebró durante el día de ayer sus respectivas cabalgatas de Reyes Magos. Fueron dos las que discurrieron por las calles de Bellavista y el entorno de La Palmera. En el caso de Bellavista, la ya tradicional cabalgata discurrió por las calles Camino de la Ermita Virgen de Valme, Eduardo Miura, Ambrosio de la Cuesta, Glorieta Presos de los Merinales, Avenida de Bellavista, Glorieta Movimiento Vecinal de Bellavista, Asencio y Toledo, calle Guadalajara, Plaza de Fernando VI, calle Soria, Asencio y Toledo, para volver por Glorieta del Movimiento Vecinal de Bellavista, Gaspar Calderas y finalizar sobre las 14.00 horas llegando al lugar de salida. De este modo, el distrito Bellavista-La Palmera mantiene un año más su colaboración con la cabalgata de Reyes Magos de Bellavista.

Mientras tanto y casi a la vez, en Reina Mercedes salía la Cabalgata del Puerto, que celebraba su vigésimo quinto aniversario, unas bodas de plata que saben a mucho para uno de sus organizadores, Enrique Salas. No quisieron dejar pasar la oportunidad de acercarse a Instituto Doctor Sacristán donde repartieron juguetes y golosinas a los niños que allí se encuentran internos. El recorrido fue: Avenida de La Raza, Tarfia, Profesor García González, Monzón, después acudieron a una residencia de mayores que hay en la calle Padre García Tejero, calle Ensanche, Tebas, Glorieta de Heliópolis, Avenida de Reina Mercedes, Periodista Ramón Resa, Páez de Rivera, Tarfia y Avenida de la Raza. En ambas Cabalgatas quiso estar el delegado del distrito, Rafael Belmonte, compartiendo con pequeños y mayores la ilusión por la  venida de los Reyes Magos.

Con anterioridad, el pasado sábado 3 de enero, el cartero Real paseó por los Bermejales recogiendo las cartas de los niños para sus Majestades Los Reyes Magos realizando una parada en la residencia Fundomar, donde consiguió que muchos de los mayores que allí se encuentran sonrieran y disfrutasen con el séquito real. Un Cartero que contó con la colaboración del distrito Bellavista-La Palmera la asociación de vecinos Bermejales 2000, ACOPROBER, FECOHAS, La Fundación Doña María, la cafetería Chocolate, la Hermandad del Cristo de la Misión y la asociación de Hosteleros de Los Bermejales. Y el domingo, fue el turno de que el Cartero llegase a Pedro Salvador.