El Distrito Bellavista-La Palmera estrena curso y con él un nuevo horario de atención al público en la sede de la avenida de Jerez. A partir de ahora desde las 8.30 hasta las 15.00 y de 17.00 a 20.30, de lunes a jueves, y los viernes de 8.00 a 15.00, todo vecino que necesite realizar alguna gestión o consulta podrá acudir dentro de ese horario y ser atendido por los funcionarios que con este cambio, según propias palabras del delegado, Rafael Belmonte, «han renunciado a parte de sus propios intereses en defensa de los intereses generales de los ciudadanos»

Un nuevo horario de atención al público comienza en el Distrito Bellavista-La Palmera en este nuevo curso 2013/2014. De 8.30 horas a 15.00 horas en horario de mañana y de 17.00 a 20.30 horas por las tardes, de lunes a jueves, y los viernes se pasará a una jornada intensiva de 08.30 a 15.00 horas y los sábados se mantendrán abiertos los centros de atención al ciudadano.

Todos los vecinos que así lo deseen del distrito Bellavista-La Palmera, podrán acudir a realizar las gestiones, consultas y trámites habituales dentro de las oficinas dentro de este nuevo horario establecido. El nuevo calendario del Área de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos del Ayuntamiento incluye de este modo, un aumento del horario de atención al público tanto de los centros cívicos como de las sedes de los distritos municipales, pasado de 42 horas y media a 46 horas y media.

Beltrán Pérez, delegado de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos, presentó en el mes de julio en rueda de prensa estas modificaciones y explicó la finalidad de las mismas. De esta manera, se pretende que las personas que por su horario de trabajo no pueden realizar gestiones en el Ayuntamiento de Sevilla, ahora tengan un mejor acceso a los servicios municipales. En el caso de los viernes, lo que se pretende es agrupar a todos los trabajadores por la mañana porque es el momento en el que hay más afluencia de ciudadanos.

Por su parte, el delegado del Distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, agradece la colaboración de los funcionarios y trabajadores «por su predisposición ya que han renunciado a parte de sus propios intereses en defensa de los intereses generales de los ciudadanos».