El Parque Guadaira continúa equipándose para ser una de las zonas verdes más completas, por extensión y dotación, de toda Sevilla.

Cuando ya se ha aprobado la inminente colocación de las farolas y alumbrado urbano, los juegos infantiles cumplen un mes en el que el uso y disfrute por parte de los más jóvenes es patente. Y que va en aumento.

Hasta allí se ha dirigido, para comprobarlo, el alcalde Juan Ignacio Zoido, en una jornada en la que ha coincidido con más de 200 alumnos de tres centros educativos del Distrito Bellavista-La Palmera: Claret y Corpus Christi, principalmente, y Doctrina Cristiana.

De hecho, los alumnos del Colegio Corpus Christi, que recibieron al primer edil con pancartas, suelen acercarse a menudo en la hora «del recreo» a estos juegos adaptados para menores con movilidad reducida, lo que se percibe en las rampas de acceso, el césped artificial del conjunto o columpios visiblemente más cómodos y seguros que los de uso normal.

El propio adecentamiento del entorno de dicho centro educativo formaba parte del proyecto general del parque.

«El Parque Guadaira conjuga carril bici, zona para correr, zona de esparcimiento y juegos infantiles. Pero adaptados, para que puedan disfrutarlos todos los niños, también los que tienen alguna limitación de su movilidad», explicaba Zoido.

El alcalde Zoido es recibido con pancartas y entusiasmo por alumnos del colegio Corpus Christi, Claret y Doctrina Cristiana / F. Piñero

El alcalde es recibido con pancartas y entusiasmo por alumnos del colegio Corpus Christi, Claret y Doctrina Cristiana / F. Piñero

De esta forma, los juegos, que se encuentran a la altura de las calles Nicaragua y Copenhage, completan una red de ocio y ejercicio que ya incluía un circuito fitness (desde bancos de abdominales a aparatos de gimnasia «en movimiento») y juegos biosaludables, dispuestos de manera longitudinal, y que contaron con una inversión de 15.000 euros. Y también para animales, con agility y zona de esparcimiento canino.

Pasado y futuro

Los juegos del Parque Guadaira se suman a los ya existentes en el Paseo de Europa, en los Jardines de la Buhaira, la Vega de Triana, Paseo Juan Carlos I, Gran Vía, Cristina y Plaza de la Concordia.

Trasiego en los juegos adaptados del Parque Guadaira / F.P.

Trasiego en los juegos adaptados del Parque Guadaira / F.P.

«Esta zona es el fiel exponente de lo que quiero hacer en los próximos cuatro años. Que todos los parques de Sevilla tengan sus juegos adaptados para alegría del niño y tranquilidad de los familiares», añadía Zoido.

Los próximos serán los de Bordas de la Rosaleda y Praderas de Santa Clara, además de Amate y Los Príncipes, que saldrán a licitación en los próximos días. También habrá en el parque Miraflores, jardines de los Perdigones, en el Turruñuelo, en la calle Carlinga y en los parques Infanta Elena y Tamarguillo, aunque aún se encuentran en fase de proyecto.

El alcalde aprovechó la ocasión para recordar a los niños, entre los que se encontraban dos sobrinos suyos, la importancia del cuidado del medioambiente.

«Hace dos años no había árboles aquí. Algunos de vosotros plantasteis varios. Ese compromiso hay que renovarlo todos los días. Reciclando, no ensuciando y tratando bien al planeta. Así tendremos una Sevilla mejor», concluía Zoido.

A la visita se han sumado el delegado del Distrito, Rafael Belmonte, junto a parte de su directiva, el delegado de Urbanismo, Maximiliamo Vílchez, así como la presidenta de la Asociación Bermejales 2000, Conchita Rivas, que recordó «la participación activa de su entidad» en la génesis del parque.

A la izquierda, columpio azul adaptado / F. Piñero

A la izquierda, columpio azul adaptado / F. Piñero

«Ayudamos a elegir el arbolado, entre otras cosas, y nos opusimos a que figurase una carretera en dos direcciones, como contemplaba el proyecto inicial», añadía Rivas sobre un espacio al que considera «un orgullo para todos los vecinos del barrio».

Y que supuso la inyección de 17,23 millones de euros por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (en torno al 70% y a través de fondos FEDER) y el Ayuntamiento, que además añadió un millón más en concepto de dotación propiamente dicha, desde los bancos hasta todos los aspectos que se han comentado en estas líneas.

La semana pasada, la Gerencia de Urbanismo aprobó destinar 700.000 euros en materia de iluminación. Se acometerá en dos fases, siendo la que alumbra todo el carril bici y las entradas con aparcamiento la que ya está contratada.