El delegado del distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, quiso estar este lunes con los vecinos del barrio de Pineda, un barrio que durante muchos años ha sido olvidado por el Ayuntamiento y que ahora, pasa a ser una prioridad para el del distrito.

A la visita quiso ir con responsables de Urbanismo, Alumbrado Público, así como con miembros de Lipasam. De este modo, la empresa municipal de limpieza está efectuando labores de desbroce y acondicionamiento en la barriada de Pineda tras años de abandono y desatención del anterior Gobierno municipal y sobre todo de cara al verano que se aproxima. Éstas son sólo una primera parte de los trabajos que se van a realizar.

En palabras del delegado del distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, «hemos estado recorriendo las calles con los vecinos y recogiendo sus reivindicaciones que esperamos atender lo antes posible».