El mercado de arte y diseño despide el año a su manera: haciendo disfrutar a niños y mayores. Esta vez los protagonistas fueron el cartero real y un grupo de Zumba que hizo entrar en calor a los asistentes. Otro nuevo éxito que resume el magnífico año que ha vivido esta iniciativa.

A las 11 de la mañana se ponía en marcha el último mercado del año, esta vez en la calle Finlandia. Los expositores estaban listos, los comerciantes preparados y el cartero real llegaba puntual a su cita con los niños. El frío hizo que los curiosos tardasen más en llegar, pero un continuo goteo de gente acabó llenando la avenida de compradores y paseantes.

En un momento, el frío se esfumó y parecía que en la calle Finlandia era agosto, había llegado el grupo de Luisa Ríos para hacer mover el esqueleto con Zumba, un popular baile que se se ha convertido en el favorito para guardar la línea. Niños y mayores seguían a las chicas de Ríos. Risas, algún tropiezo pero, sobre todo, mucha diversión quedaban envueltos en un corro, cada vez más grande, que se había creado alrededor de las jóvenes Zumba.

Una magnífica jornada con la que decir adiós a un año en el que en Los Bermejales este mercado ha sido protagonista, «cerramos con este mercado un año muy positivo para nuetros mercados y con el proposito para el 2013 de convertir en alternativa al turismo local los mercados de arte y diseño de Los Bermejales». Este es el deseo de José Manuel Mira, presidente de Acoprober, un objetivo que seguro perseguirán todos los habitantes de Bellavista-La Palmera.